• En febrero se registraron 250.000 líneas menos de móvil, sobre todo de prepago.
  • En el entretanto, Vodafone y Orange han pedido a la CMT que obligue a Telefónica a abrir su red de fibra.
  • Eso sí, sigue creciendo la banda ancha.

Los datos aportados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) este viernes no dejan lugar a dudas. El mercado móvil en España sigue perdiendo líneas. Concretamente, febrero cerró con 52,4 millones de líneas, esto es, 113,5 líneas por cada 100 habitantes. Son 250.024 líneas menos que en enero. Según la CMT, la causa está en el descenso del número de líneas de prepago (-238.000).

En cualquier caso, los grandes beneficiados en el sector móvil han sido Jazztel, presidida por Leopoldo Fernández Pujals (en la imagen), y ONO, sobre todo porque el entorno regulatorio español permite competir sin invertir. Precisamente, Vodafone (-95.115 números), Movistar (-85.161) y Orange (-5.757) son las operadoras que más líneas han perdido en febrero y son los que han desarrollado red móvil propia en nuestro país. En el otro lado, los Operadores Móviles Virtuales (OMV) -Jazztel y ONO incluidos-, que ganaron en total 153.609 números durante ese mes.

Entretanto, este viernes hemos conocido que Vodafone y Orange, cansados de la pasividad de Telefónica, han cumplido su amenaza y han pedido a la CMT que obligue a la compañía que preside César Alierta a compartir su red de fibra óptica, concretamente el tramo vertical, es decir, el tramo que llega hasta los hogares y que discurre por el interior de los edificios.

Pero en el sector no todo son malas noticias. La banda ancha continúa abriéndose paso y sumó, en febrero, 52.681 nuevas líneas. Los operativos alternativos, es decir, todos menos Telefónica, lograron 39.325 líneas, mientras que Telefónica ganó 12.088. El cable también creció y sumó 1.268 líneas nuevas.

Pablo Ferrer

[email protected]