• El ejecutivo bancario más famoso de España decide marcharse a casa una vez cerrado (al menos de hecho) el 'Caso Olabarría Delclaux'.
  • Emilio Botín continúa como presidente de la entidad y no se plantea su sucesion inmediata.
La sorpresa surgió en la mañana del lunes, 29 de abril: el Consjo de Administración del Grupo Santander, reunido en  Boadilla del Monte, aprobaba, a propuesta de Emilio Botín, la sustitucion del consejero delegado, Alfredo Sáenz (en la imagen), por el responsable de gestión de activos, Javier Marín (CV). Parece ser que el relevo de Sáenz (CV) nada tiene que ver con la sucesión en la Presidencia. Y es que el relevo de Emilio Botín, sigue siendo una cuestion familiar.

Javier Marín lleva 20 años en el Santander. Comenzó su carrera como jefe de gabinete de Emilio Botín y posteriormente se ha encargado de BANIF y de toda la división de gestion de activos.

Para ampliar información pinche aquí.

Eulogio López
[email protected]