El secretario general del PP andaluz espera más confianza y credibilidad si su partido vence en las elecciones del 20 de noviembre

En medio del sopor veraniego, donde la política se ha ido de vacaciones y solo los acontecimientos del Reino Unido y los vaivenes de la Bolsa ofrecen información, de vez en cuando parece algún político para recordar que pese a sus vacaciones, siguen presentes.

Este jueves han sido Pepiño Blanco y Javier Arenas quienes han hecho acto de presencia en los medios de comunicación. El primero ha recordado la premura del presidente del Gobierno español a la hora de poner en marcha medidas contra la crisis (sic), mientras que el segundo ha hablado de economía, ETA, las elecciones andaluzas o la JMJ.

Ciertamente el tema económico era de importancia crucial y Javier Arenas ha querido resaltar que "España está a la cola de la recuperación económica y Andalucía a la cola de España y de Europa", por lo que espera que de cara a las elecciones del 20-N, un posible cambio de Gobierno "traerá la confianza y la credibilidad". Lo que parece claro es que como viene siendo habitual en los últimos acontecimientos electorales, la campaña ya ha comenzado y el secretario general del PP andaluz ya lo avisa: "Desgraciadamente esta campaña va a durar 100 días. Lo peor es que vayamos a tener una campaña tan larga como la que se avecina".

Pero donde ha querido meter más presión ha sido en la lucha contra el terrorismo. "El PP siempre ha estado por la derrota del terrorismo que es muy distinto del final de ETA. El PSOE siempre ha tenido un margen para la negociación con ellos. El PSOE no está para presumir de hoja de servicios en la lucha contra el terrorismo. Muy cerca está el caso Faisán y el GAL. Hay más de mil personas que han sido asesinadas por ETA". Seguramente sus palabras no sienten bien en el PSOE. Peor lo peor es que para ambos partidos, ETA se haya convertido en la baza política que incline la balanza en unas elecciones. El PSOE sabe que lograr el tanto de la desaparición de ETA sería un gol importante ante las elecciones; y el PP, también lo sabe, por lo que no quiere que lo logre. Pero en todo esto, ¿dónde quedan las víctimas y la Justicia?

Andrés Velázquez

[email protected]