Tras la catástrofe del terremoto y el maremoto, las explosiones que se han producido en las centrales nucleares de Fukushima provocan escapes radiactivos

 

Dos nuevas deflagraciones en los reactores durante las últimas 24 horas.

Las centrales nucleares centran ahora el debate en todo el mundo. Tras el terremoto de 8,9 grados que afectó a Japón, se han producido tres explosiones en varios reactores de la central japonesa de Fukushima como consecuencia de los daños sufridos en el temblor.

Durante las últimas 24 horas, los reactores 2 y 4 han sufrido sendas explosiones y se han detectado ciertos niveles de radiación como consecuencia de las deflagraciones. Aunque se han logrado contener los incendios que se han producido, se teme que la radiación desprendida se extienda y por ello las autoridades han evacuado a la población que se encuentra a entre 20 y 30 kilómetros de distancia de la central. El foro nuclear español ha presentado una explicación de la situación actual de las centrales.

Ante esta situación, la autoridad de Seguridad Nuclear ha elevado el nivel de alerta nuclear al 6 en una escala de 7. El Gobierno nipón ha reconocido que los niveles de radiación han aumentado en la zona considerablemente, al tiempo que han instado a la población a actuar con calma. La misma Organización Mundial de la Salud ha advertido que los planes de evacuación puestos en práctica han impedido que hubiera cualquier tipo de riesgo para la salud de las personas.

Mientras, los cadáveres provocados por la gigantesca continúan llegando a la playa y la cifra de víctimas se dispara

Juan María Piñero

[email protected]