Decíamos ayer que Telefónica ha salvado a PRISA de la quiebra con la oferta de 725 millones de euros por el 56% de Digital Plus (Sogecable, si lo prefieren). Y don Mariano Rajoy feliz: se gana la sumisión de El País y la Cadena Ser.

Pero, al parecer, eso no ha sido suficiente. Los hechos son así: en la tarde del viernes Telefónica enviaba un hecho relevante a la CNMV con la oferta. Horas después, los diarios El País y Cinco Días anunciaban la oferta pero no la aceptación de la misma. Es más, el portaestandarte de la empresa cotizada PRISA, esto es, el periódico El País, aseguraba que era una oferta de Telefónica pero que tenía otras.  Por ahora, que se sepa.
Cebrián se burla de la igualdad de oportunidades y, de paso, de los accionistas
Y esto es lo bueno. Que cuando escribo esta crónica, primeras horas de la tarde del miércoles, una empresa cotizada sobre la que se realiza una oferta -o sobre una de sus divisiones- no informa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de esas ofertas... cuando la sesión bursátil del miércoles supuso una ganancia para las acciones de PRISA que en algunos momentos rozó el 10%.

Si tiene usted otras ofertas alternativas, tiene que decirlo o la CNMV debe obligarle a decirlo. Porque lo que ha hecho Cebrián (en la imagen) con su silencio no sólo atenta contra la igualdad de oportunidades, sino que se burla de los accionistas e inversores, además de provocar una sesión bursátil totalmente especulativa y ciega.

PRISA está actuando con una cierta 'impunidad'. Es la chulería del humillado, en este caso por el Gobierno, porque cuando se lleve a efecto la operación, comprobaremos que El País y la Ser respetan con unción al Gobierno mientras reserva su progresismo para arrearle a los cristianos con la cantinela progre: aborto, feminismo homosexualidad y blasfemia.

Eulogio López

[email protected]