Continúan los bombardeos desde Gaza e Israel y los muertos se acercan al centenarContinúa la guerra entre israelíes y palestinos iniciada la semana pasada tras los intercambios de misiles y bombas entre ambos contendientes. Israel ha atacado 1.350 objetivos en la Fanja de Gaza y el brazo armado de Hamás ha disparado 848 cohetes contra territorio israelí desde el pasado miércoles, cuando comenzó la operación militar 'Pilar de Defensa', según ha informado este lunes el Ejército hebreo.

Lo último es que más de diez personas han resultado muertas y setenta heridas por bombardeos israelíes en Gaza esta madrugada, lo que eleva a al menos 83 la cifra de fallecidos y a más de 700 los heridos en la franja desde que Israel inició el miércoles su operación "Pilar Defensivo". Según las propias Fuerzas Armadas israelíes, los muertos serían 95 desde el inicio de la operación, un tercio de ellos civiles. Entre los objetivos alcanzados, se habrían destruido 40 túneles usados para el contrabando. En total ha habido 1.350 bombardeos aéreos. Según las últimas cifras difundidas por el portavoz del Ministerio de Sanidad de Hamás, Ashraf Al Qedra, la mitad de los muertos y el 70% de los heridos desde el pasado miércoles son civiles.

Israel prosigue con sus operaciones militares mediante misiles, aviones no tripulados e incluso con la Marina israelí, que también disparó sobre la franja con sus barcos en el Mediterráneo. De hecho, Israel se lo ha tomado como una auténtica guerra: los carros de combate ya están en la frontera, las carreteras de acceso a la franja cortadas, y 75.000 reservistas movilizados para entrar en combate. Mientras, los bombardeos no cesan y mantienen en vilo a un millón y medio de personas en Gaza y también a las poblaciones israelíes alcanzadas por los cohetes palestinos.

Como se sabe, el escenario de la guerra en 2012 es distinto al de 2008. Ahora, la denominada primavera árabe ha cambiado el mapa geoestratégico; sin ir más lejos, en Egipto, país que posee al igual que Jordania, un acuerdo de paz con Israel. Pero tras las revoluciones yihadistas de la primavera árabe, los hermanos musulmanes egipcios han tomado partido por sus hermanos palestinos de Hamás. Y mientras, Occidente aplaude la sustitución de unas tiranías por otras, aunque la yihadista con apariencia de democracia.

Algunos analistas creen que, en parte, esta ofensiva es un intento de provocar a Egipto para averiguar hasta qué punto el nuevo Gobierno islamista está dispuesto a apoyar a Hamás. Y la respuesta del presidente Mohamed Mursi ha sido elocuente:  "No dejaremos a Gaza sola". De hecho, la visita del primer ministro egipcio a la franja en plena guerra ha supuesto un espaldarazo histórico a Hamás.

No obstante, los expertos creen que a Israel no le interesa romper relaciones con Egipto ni poner a prueba la paciencia de sus vecinos árabes y musulmanes: el contexto actual es muy delicado, con la guerra civil en Siria, su contagio al Líbano y a Turquía y la incógnita de la respuesta de Irán

El Gobierno israelí ha asegurado que esta vez la operación "tiene objetivos específicos" como acabar con la infraestructura militar de Hamás, mientras el titular de Exteriores, el ultraderechista Avigdor Lieberman, mantiene que están preparados para entrar en Gaza y que si lo hacen será para "ir hasta el final" .

Y si en 2008, las negociaciones para lograr una tregua no fructificaron, los representantes de Israel y del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en las negociaciones que se están llevando a cabo en El Cairo han anunciado a través de las redes sociales sus condiciones para alcanzar un alto el fuego.

Por ejemplo, Izzat Risheq, un cercano colaborador del líder de Hamás, Jalid Meshal, ha escrito en su página de Facebook que la facción palestina aceptará la tregua después de que Israel "cese sus agresiones, los asesinatos selectivos y el bloqueo a al Franja de Gaza". Hamás ha exigido -según el diario 'Yedioth Aharonoth'- el fin del bloqueo a la Franja de Gaza, el cese del lanzamiento de cohetes y de los ataques selectivos desde Israel y el fin de las agresiones a los pescadores palestinos.

Por su parte, el viceprimer ministro de Israel, Moshe Yaalon, ha indicado que "si no hay más ataques terroristas contra ciudadanos israelíes desde la Franja de Gaza, cesarán los ataques" de las fuerzas hebreas.

Según el diario israelí 'Yedioth Aharonoth', el Gobierno de Benjamin Netanyahu exige el inmediato cese del lanzamiento de cohetes y de los ataques a soldados israelíes por parte de las facciones palestinas; el fin del tráfico de armas hacia la Franja de Gaza; el derecho a responder a cualquier ataque o a realizar uno si tiene información sobre un ataque inminente; y mantener cerrados los pasos fronterizos entre Israel y Gaza. En caso de que dichas condiciones fueran aceptadas, las autoridades israelíes demandan que la tregua sea para un periodo de al menos 15 años y que las autoridades egipcias, incluido el presidente, Mohamed Mursi, sean los garantes del alto el fuego.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]