• En su mayoría, los miembros de esta comunidad son palestinos y están exentos de hacer el servicio militar.
  • Padre Gabriel Nadaf: es "un paso importante e histórico para la comunidad cristiana para ser parte de la sociedad israelí, igual en derechos y obligaciones".
Israel ha anunciado este martes que está incrementando sus esfuerzos para fomentar el alistamiento en el Ejército de los miembros de la comunidad cristiana del país, formada por 160.000 personas, alrededor del dos por ciento de la población. En su mayoría, los miembros de esta comunidad son palestinos y están exentos de hacer el servicio militar. En este momento, únicamente cien personas se encuentran en las filas del Ejército israelí.

La cuestión es importante, pues, históricamente la comunidad árabe cristiana del país ha sido más cercana a la minoría musulmana y a las demandas de la población palestina. Pero de esa manera, Israel demuestra su voluntad de laicizar el Ejército, es decir, hacerlo ajeno a cuestiones religiosas y mirar únicamente el sentimiento de patria.

Así al menos, piensan los propios cristianos israelíes: el padre Gabriel Nadaf, líder del Foro de Reclutamiento Cristiano Israelí, ha agradecido lo que ha descrito como "un paso importante e histórico para la comunidad cristiana para ser parte de la sociedad israelí, igual en derechos y obligaciones". "No somos árabes. No somos palestinos. Somos israelíes, ciudadanos de este país, y nos vemos como leales al mismo y a sus instituciones como cualquier otro cristiano que viva en otra parte del mundo", ha dicho Nadaf, una figura controvertida dentro de la propia comunidad cristiana israelí.

Por su parte, el teniente coronel israelí Amir Hai, ha dicho: "Queremos llamar a la población cristiana en edad de alistarse (entre 17 y 18 años de edad) y enviaremos llamamientos para que se inscriban voluntariamente".

"Ninguna unidad estará cerrada (a los cristianos), a menos que haya criterios que limiten la capacidad de los reclutas", ha dicho Hai. Asimismo, ha agregado que los llamamientos serán enviados únicamente a los varones, si bien las mujeres son también bienvenidas.

Andrés Velázquez
[email protected]