La serie "Isabel" es una excelente historia aunque, en algunas ocasiones, el lenguaje es poco respetuoso y se muestran escenas de relaciones matrimoniales, de sexo explícito, con exhibicionismo carnal. Algo innecesario ya que la fuerza se localiza en la misma historia.
Federico Jusid, con una exhibición de micrófonos sobre el escenario del Teatro Monumental de Madrid, fascina la interpretación de la Orquesta Sinfónica y el Coro de RTVE. El compositor ha diseñado la banda sonora de la segunda temporada de «Isabel», cuya primera entrega fue emitida el pasado lunes en prime time en TVE.
Los creadores de la ficción que narra la vida de Isabel I de Castilla ya recurrieron al compositor para su primera temporada grabada por la Orquesta Sinfónica de Budapest.

Convenció a la crítica, que colocó su labor en la lista de las 10 mejores bandas sonoras de la Cinematic Sound Radio.

La excitante pelea de una mujer por llegar a ser reina.
Ésta es la historia que narra Isabel en su primera temporada. Siendo apenas una niña, hasta su coronación, con apenas 23 años, es un periodo decisivo para comprender la personalidad de la que, luego sería Isabel la Católica. Vio quebrada su niñez al ser arrebatada de su madre doliente y forzada a vegetar en la Corte con su hermanastro el rey Enrique IV. Sobrellevó el fallecimiento de su hermano Alfonso. Rechazó, hasta poner en riesgo su existencia, ninguna coacción para su boda. Defendió su derecho a escoger marido, eligiendo a Fernando de Aragón. Soportó, tras sus esponsales, todo tipo de insidias. Tuvo que emplear la astucia con una gran reciedumbre. Todo, por ser reina. Pero, más allá de los hechos históricos, narra las pasiones, emociones y renuncias de una mujer adelantada a su tiempo que rechazó ser figura decorativa. Una mujer, con sus errores y fortalezas, logró un dominio sólo reservado, hasta entonces, a los varones.

Degradan la serie los abruptos y exhibiciones sexuales que solamente añaden morbo a la excelente serie.

Clemente Ferrer
c[email protected]