Un informe de Amnistía Internacional denuncia "abusos contra los derechos humanos en el período previo a la jornada electoral"En Irán se celebran elecciones presidenciales mañana viernes tras dos mandatos consecutivos de Ahmadineyad, que ya no puede ser candidato.

Hay ocho candidatos a gobernar el país. Pero medios y observadores iraníes creen que ninguno de los aspirantes superará el 50% de votos, por lo que tendrá que celebrarse una segunda vuelta el 21 de junio, con los dos que más sufragios obtengan.

La campaña comenzó el 21 de mayo, después de que el Consejo de Guardianes, órgano religioso que supervisa la vida política de Irán, seleccionara ocho candidatos a la Presidencia entre 686 aspirantes inscritos y ha finalizado 24 horas antes de la apertura de las urnas, mañana a las ocho de la mañana.

El Consejo de Guardianes admitió como candidatos a cinco ultraconservadores principalistas cercanos al líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, dos reformistas moderados y un tecnócrata. Pero al final, quien manda en Irán es Jamenei.

Según informa Efe, los reformistas han unido fuerzas para tratar de forzar una segunda vuelta e incrementar sus escasas posibilidades, ya que, además, gran parte de su electorado está desencantado y difícilmente acudirá a votar tras lo sucedido en 2009, cuando ganó Ahmadineyad y se produjeron denuncias de fraude y protestas.

Uno de los reformistas moderados es el clérigo chií Hasan Rohani, que ha defendido la redacción de un código de Derechos Civiles, la creación de un Ministerio de la Mujer y también una política exterior para "acabar con el ambiente de confrontación con el mundo", para poner fin al creciente aislamiento de Irán y acabar con las sanciones internacionales.

En un país radical fundamentalista islámico, nadie se saldrá del tiesto. Por ejemplo, un reciente informe de Amnistía Internacional denuncia: "En Irán se documentan decenas de detenciones arbitrarias y otros abusos contra los derechos humanos en el período previo a la jornada electoral, dirigidos selectivamente contra periodistas, activistas políticos, sindicalistas, estudiantes y defensores de los derechos de las minorías étnicas y religiosas".

Andrés Velázquez
[email protected]