• La crueldad yihadista deja sin espacio a los creyentes en Cristo. Pasó lo mismo en Mosul o Nínive.
  • Ahora se prevén nuevas atrocidades de los islamistas, como ejecuciones de hombres y esclavitud de mujeres.
  • Ayuda a la Iglesia Necesitada pide oraciones por la paz en Irak y por el fin de la persecución a los cristianos.
De Irak llegan malas noticias. Militantes del grupo yihadista sunita del Estado Islámico, antes conocido como EIIL, tomaron este jueves la ciudad iraquí de mayoría cristiana Qaraqosh, una población de unos 50.000 habitantes, que se encuentra entre Mosul, el bastión de los rebeldes, y Erbil, la capital de la región kurda. Las fuerzas kurdas, que habían estado resistiendo el avance yihadista, se retiraron de la zona.

Un arzobispo local le dijo a la agencia de noticias AFP que miles de personas habían huido. Y no es de extrañar porque, tal y como contamos, recientemente, militantes del Estado Islámico ejecutaron a los hombres de alrededor de cien familias cristianas y yazidíes en el aeropuerto de Tel Aftar y trasladaron a las mujeres y niños a un lugar desconocido para "venderlos como esclavos", según explicó el portavoz de la Media Luna Roja de Irak, Mohamed al Jozai. Los yihadistas están matando y esclavizando a los cristianos y a los musulmanes chiítas.

Ayuda a la Iglesia Necesitada pide oraciones por la paz en Irak y por el fin de la persecución a los cristianos. También informa de que cristianos y musulmanes iraquíes rezan juntos por la paz y la libertad religiosa.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]