Este miércoles han perdido la vida 53 personas más en varios atentadosLa situación en Irak continúa siendo caótica desde la invasión estadounidense y de sus aliados, en 2003. Al menos 53 personas han muerto a primera hora de este miércoles a causa de una oleada de atentados con bomba contra objetivos aparentemente chiíes en las ciudades iraquíes de Bagdad, Hilla (sur), Kerbala (sur) y Balad (centro), y de un ataque armado contra el Ejército en un puesto de control militar.

El atentado se produce en el contexto del incremento de acciones violentas, algunas de ellas reivindicadas por Estado Islámico de Irak, una organización iraquí vinculada a la red terrorista Al Qaeda.

Desde que EEUU invadió Irak en 2003 y hasta 2011, unas 162.000 personas, de los que el 79% eran civiles, perecieron de muerte violenta, de las cuales más de 4.000 durante el año 2011, según la ONG Iraq Body Count (IBC) con sede en Gran Bretaña. Los policías también pagaron un fuerte tributo a la guerra con 9.019 bajas registradas.

Como se ve, el balance de la intervención occidental en Irak es desastroso. Ya advirtió el beato Juan Pablo II que esa guerra no iba a traer nada bueno.

Andrés Velázquez
[email protected]