• Amenazan con judicializar el conflicto si no se llega a un acuerdo en el ERE de Bankia.
  • El plazo de negociación del ERE finaliza el 8 de febrero, y este mismo lunes se ha aplazado la reunión en el SIMA para el día 31 al no llegar a un acuerdo.
  • Y el caso de Catalunya Banc queda pendiente de la subasta.
  • Han convocado una huelga en las tres entidades para el día 6, amén de manifestaciones y paros parciales.
  • Profetizan que el mapa bancario quedará reducido a 6 entidades y que el número de empleados descenderá a a niveles de 1975.

Los sindicatos UGT, CCOO, CIGA, Csica, CGT y la Confederación de Cuadros han convocado una huelga de 24 horas para el día 6 de febrero en Bankia, NCG Banco y Banco de Valencia. El asunto de Catalunya Banc queda pendiente de la subasta.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri es el paradigma de la precariedad de las indemnizaciones que se están ofreciendo en las nacionalizadas. Bankia sigue en sus trece de despedir a 4.900 trabajadores mediante el pago de 22 días por año trabajado con un máximo de 14 mensualidades, es decir, mediante la aplicación de la reforma laboral sin apenas paliativos. Los otros mil trabajadores que completarían la cifra de 5.900 despidos pertenecen al grupo y se acogerán a lo que se consiga en la negociación.

Los empleados que se queden tendrán reducciones de entre el 40% y 50% de su sueldo mediante suspensiones de pagas extras, retribuciones variables y hasta recortes en el plan de pensiones.

La huelga se lleva a cabo, según el secretario general de Comfia-CCOO, José María Martínez (en la imagen), porque tanto los gestores de Bankia como los del resto de las entidades nacionalizadas "no han hecho ningún intento para llegar a acuerdos que minimicen el número de despidos o que implementen medidas de flexibilidad interna".

Vaticinan que se pueden llegar a perder entre 18.000 y 25.000 puestos de trabajo en los próximos tres años, lo que haría un total  aproximado de 55.000 desde que comenzó la crisis. Martínez ha manifestado que el desarrollo de la plantilla media de este país puede quedar reducida  a niveles que no conocíamos desde el año 1975, cuando había 207.687 trabajadores entre empleados de bancos y cajas de ahorros. En 2013, según los despidos que plantean las entidades en los actuales procesos de reestructuración, el número de trabajadores de entidades financieras quedaría reducido a 218.500. Los sindicatos exigen que la negociación se circunscriba a los plazos dados por la UE, "que oscilan entre los tres y cinco años", y que la reestructuración se acometa mediante "medidas no traumáticas" para los trabajadores.

Alerta José María Martínez del peligro de desbancarización de amplias zonas de España y de que  "el mapa bancario puede quedar reducido a 6 operadores que se repartirán y ya se están repartiendo, muchas de las peritas en dulce que dejen a su disposición las entidades nacionalizadas".

Los sindicatos reclaman un interlocutor válido en las negociaciones, alguien del FROB o del Banco de España, porque los interlocutores, por la actitud que están mostrando, echando la culpa a Bruselas, parecen carecer de autoridad para negociar. En Novacaixa Galicia Banco han llegado a facilitarles un resumen del MOU que les afecta en inglés, y aunque el que les han dado a los sindicatos de Bankia es en castellano, también un resumen, en ningún lugar, señalan, figura que se les tenga que indemnizar con tanta precariedad.

Ángel Bartolomé, de la Federación de Cuadros, ha denunciado que la indemnización que recibirán los 4.900 trabajadores que serán despedidos será "muy similar" a la que percibieron los 50 directivos que ya han salido de Bankia.

También ha augurado que, de no llegar a un acuerdo -en el caso de Bankia, el plazo de las negociaciones acaban el próximo 8 de febrero- se podría llegar a judicializar el conflicto, y aumentar el número de movilizaciones y paros con lo que ello conlleva. Este lunes no ha habido acuerdo en el SIMA (Servicio de Intermediación y Arbitraje) y la nueva reunión se ha postpuesto para el día 31 a la 1 de la tarde.

Los sindicatos han anunciado manifestaciones en siete ciudades españolas (Madrid, Valencia, Ávila, Segovia, Las Palmas, Logroño y Barcelona) este miércoles, día 23 de enero, y paros parciales en estos bancos para el día 30.

Sara Olivo
[email protected]