El problema del Gobierno Rajoy es que nadie le cree. Pero no me refiero a los mercados financieros ni a Bruselas: me refiero a los españoles.

El estado actual de los españoles es que el de un pueblo en el que ha cundido la curiosa idea de que todos mienten, es más, de que vivimos en una enorme mentira. Miente la derecha y miente la izquierda, miente la banca, mienten los parlamentarios, mienten los sindicatos, miente el 15-M: todos mienten.

La 'Triple A' que asesora a Rajoy (Javier Arenas, Álvaro Nadal y Pedro Arriola) insistía, y aún insiste, en que lo que hay que hacer es ponerlo todo muy negro con el objetivo de que los españoles acepten los duros ajustes necesarios para afrontar el déficit fiscal. Una verdadera estupidez: los españoles votaron al Partido Popular dispuestos a afrontar sacrificios. Lo que ocurre es que les han aplicado la tortura de forma gradual y permanente. Una especie de tortura china.

Conclusión: el Gobierno está grogui y no porque no tenga credibilidad -que no la tiene-. Lo peor es que son los españoles quienes desconfían de él. Vivimos inmersos en la mentira y ya no nos creemos ni la verdad.

Eulogio López

[email protected]