Impulsa la instalación de puntos de carga
El Gobierno Zapatero pretende ser el más verde de los ejecutivos europeos (excluyendo al de Berlusconi, que es otro tono de verde). Este viernes ha tratado de impulsar su apuesta por el coche eléctrico, a pesar de que las arcas públicas no están para dispendios. El Ejecutivo financiará la compra de coches eléctricos, pero con tantas condiciones que el efecto es, una vez más, prácticamente mediático. Veamos: se trata de financiar el 25% del precio de venta, antes de impuestos hasta 6.000 euros, una ayuda escasa teniendo en cuenta que este tipo de coches es más caro. Además, la partida dedicada para esta medida está limitada a 72 millones de euros. Si se diera la máxima financiación, los beneficiados alcanzarían el número de 12.000, es decir, la quinta parte de las matriculaciones de un solo mes.
Por otra parte, prevé un impulso para la instalación de los puntos de carga y una "tarifa supervalle" que permita la recarga nocturna a precios más baratos. Por el momento, la batalla principal es la que sostienen los partidarios de la carga en electrolineras, petroleras principalmente, frente a quienes quieren dar más importancia a la carga en garajes, las eléctricas.

Rodrigo Martín
[email protected]