La bronca en la dirección anima a Javier Monzón prescindir de la consultoría más sonada del entramado

 

Guillermo Sagnier se impone a Juan Verges en la guerra intestina. Al final, Europraxis se había convertido en una conseguidora de contratos... que conseguía muy pocos y estaba lastrada por gastos elevados.

Monzon ha decidido poner en venta la consultora Europraxis ante la reciente pelea de los socios fundadores, Juan Verges, Guillermo Sagnier (aspirante a suceder a su suegro en el conglomerado Carulla) y Carlos Martínez Mari, socio de José Antonio Segarra y principal beneficiario de la cuenta Telefónica.

La consultora de Indra, que nunca ha dado una alegría a su accionista principal, que la adquirió en 2001 para captar negocio en Catalunya, ha crecido a base de compras pero nunca ha dado realmente beneficios. Será por los desorbitados sueldos de sus gerentes (a partir del medio millón de euros), o por los contratos que le proporciona Indra.

Lo cierto y verdad es que la reciente disputa entre Verges y Sagnier, que ha sido investigado por hacienda, al igual que su suegro por tener un barco en Luxemburgo -y eso que Luxemburgo no tiene mar- ha colmado la paciencia de Monzon.

El presidente de Indra se mueve en un equilibrio inestable por su elevado sueldo frente a Bankia, su principal accionista, no quiere líos y ha decidido dar salida a estos ejecutivos mimados y poco resolutivos.

Eulogio López

[email protected]