• Las opciones son dos: o un grupo de empresarios (Frère y Aristrain)  compran el 20% de la SEPI o el Estado permanece como accionista de referencia.
  • En el primer caso, el candidato con más posibilidades es el ex Ceo de Caixabank. En el segundo, el ex Ceo de Prisa.
  • Los March redondean un 11% de Indra... a la espera de la decisión de Rajoy.
  • Mientras, Javier Monzón prepara su nuevo plan estratégico como si nada pasara.

Decíamos ayer que Fernando Abril Martorell era el candidato más alabado en Moncloa para sustituir a Javier Monzón en la Presidencia de Indra. Y así es. Ahora bien, será el candidato siempre que Mariano Rajoy -ahora será el quién decida- considere que lo más conveniente es que la sociedad estatal SEPI no abandone el capital de Indra (ahora lo haría con minusvalías) y permanezca con su 20% del capital como máximo accionista. Además, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y por tanto máximo responsable de la SEPI, se ha mantenido al margen.

La otra opción es que prospere el intento de un grupo de empresarios, el acerero José María Aristrain y el poderoso inversor belga Albert Frère. Están dispuestos a adquirir, incluso con el apoyo de Telefónica, la participación del 20% de la SEPI y, a lo mejor, alguna otra. Consideran que la empresa no está bien gestionada con Javier Monzón.

Y mientras, los March siguen comprando acciones de la ingeniería y ya superan el 11% del capital. Abril Martorell, ex Ceo de Prisa, sigue todavía a ellos como uno de los consejeros de Corporación Financiera Alba. Pero el grupo mallorquín, en cualquier caso, espera la decisión final de Rajoy.

Pero si la decisión final de Rajoy es que el Estado venda su participación al precitado grupo de empresarios, el candidato para presidir Indra sería el ex Ceo de Caixabank Juan María Nin (en la imagen).

Y también podría ser que Rajoy no hiciera caso de las críticas, sobre todo del titular de Defensa, Pedro Morenés, a la gestión de Javier Monzón. Si es así, nada cambiaría. De hecho, Monzón está preparando el plan estratégico de la compañía para los próximos años como si nada fuera a pasar.

Pero lo cierto es que en Moncloa quieren cerrar el asunto Indra, aunque estemos ya en carrera electoral.

Eulogio López

[email protected]