Con una diferencia: esta vez afectará al equipo directivo

 

El adelanto de resultados facilitado por Indra este martes ponía de manifiesto un año más el lastre que supone para la compañía la necesidad de adecuar su estructura productiva. En pocas palabras, los despidos hicieron que Indra presentara un retroceso del 3% en el beneficio después de impuestos de 2010 cuando, sin los despidos, ese mismo beneficio habría supuesto un aumento del 10%.

Pero la era Monzón, que se acerca a su fin, no ha sido una excepción en materia de reducción de personal. Su sucesor tendrá que seguir adecuando. Javier de Andrés, que sustituirá a Regino Moranchel como consejero delegado, prepara nuevas medidas draconianas en materia de despido. Y va aún más allá, puesto que contempla tocar también al equipo directivo. Todo ello en un ambiente de flojos resultados para la tecnológica.

Por cierto, De Andrés podría no ser el único cambio en la cúpula de Indra, ya que en la City se especula con el relevo del presidente, Javier Monzón. Suena para el cargo el nombre de Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid. Esperanza Aguirre trató de colocarle al frente de Caja Madrid cuando se buscaba sustituto para Blesa. La aparición de Rato zanjó el asunto y devolvió a González al banquillo. Su nombre vuelve a los mentideros madrileños para presidir una compañía de la que Caja Madrid (20%) es el principal accionista de referencia, aunque el interesado ha negado a Hispanidad esta información.

Mariano Tomás

[email protected]