• India: huelga de las escuelas cristianas para protestar contra el vandalismo en un instituto.
  • Tanzania: trasladado Dar es Salaam el sacerdote herido con ácido en Zanzibar.
En algunos estados de la India, la violencia contra los cristianos por parte de extremistas hindúes es una constante.

Sin embargo, estos episodios en el estado de Karnataka "no deben ser motivo de alarmismo: a menudo son casos aislados, que afectan a grupos cristianos evangélicos difíciles de controlar, y están destinados a disminuir a medio-largo plazo, ya que ahora el gobierno de Karnataka tiene una actitud diferente, no aprueba los grupos extremistas hindúes", según ha explicado a la Agencia Fides el padre Faustine L. Lobo, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en India y sacerdote residente en Bangalore, capital del estado de Karnataka (sur de India).

No obstante, según ha explicado el padre Lobo a Fides: "El Gobierno de Karnataka, donde está en el poder el Partido del Congreso, nos sostiene y nos da confianza. Se toma en serio el tema de la intolerancia y quiere dar un mensaje a todos: la violencia contra las minorías no será aceptada o tolerada, y no va a quedar impune. Mientras que el anterior gobierno, controlado por el Partido nacionalista Bharatiya Janata Party (BJP) parecía dar un mensaje de cobertura a los grupos fundamentalistas hindúes, ahora ya no es así. El gobierno quiere detenerlos. Por eso tenemos confianza en el futuro".

El padre Lobo recuerda que incluso la policía ha cambiado su actitud: "El Ministerio del Interior de Karnataka ha sido confiado a un cristiano, K. J. George, a quien debe responder el aparato de la policía. Para nosotros es una garantía". Por ejemplo, en el caso del asesinato de p. Kochupuryil J. Thomas, Rector del Seminario Mayor de Bangalore, que fue asesinado por desconocidos el 1 de abril de 2013, "las investigaciones están muy avanzadas. La policía está investigando con mucha seriedad y esperamos que pronto se resuelva el caso", señala.

Así pues, en este caso hay lugar para la esperanza, gracias a la actitud del gobierno local. No obstante, sigue habiendo episodios de violencia o acoso. Por ejemplo, las escuelas cristianas en el estado de Bengala Occidental, donde está Calcuta, permanecerán cerradas el 19 de septiembre para protestar contra los actos de vandalismo que han afectado a una escuela cristiana cerca de Calcuta.

Según ha informado a la Agencia Fides la Iglesia local, la decisión ha sido tomada en una reunión de emergencia de la Asociación de Escuelas Cristianas, que incluye diversos organismos eclesiales, de diferentes confesiones, que dirigen las instituciones educativas en el estado. La huelga declarada por los cristianos –explica un comunicado enviado a la Agencia Fides– pretende crear conciencia e instar a las autoridades civiles a que aseguren a las escuelas cristianas la realización de las actividades normales de enseñanza de las que se benefician estudiantes de diferentes religiones y clases sociales.

Y de la India nos vamos a Tanzania, donde un sacerdote católico, el padre Anselmo Mwanga'mba, fue atacado por unos desconocidos que le lanzaron un chorro de ácido causándole lesiones graves, en la isla de Zanzíbar (Tanzania), el 13 de septiembre. "El ácido le cayó en la cara, en los brazos y en el pecho. El p. Anselmo está ingresado en el National Hospital de Dar Es Salaam, donde me dirijo para verlo", dice Mons. Augustine Shao, Obispo de Zanzíbar, contactado telefónicamente por la Agencia Fides.

El Presidente de Zanzibar, Ali Mohammed Shein (en la imagen) ha condenado el grave hecho de violencia y prometido medidas más duras para detener lo que ha definido "una red criminal" responsable de los últimos ataques con ácido. "No podemos vivir con el temor constante provocado por individuos fuera de control que usan el ácido como arma", ha reiterado Shein al visitar al sacerdote en el hospital de Zanzíbar, donde estaba ingresado al principio.

Las autoridades de la isla han ofrecido una recompensa de 6.000 dólares a cualquier persona que proporcione información útil para detener a los autores de actos de esta naturaleza. En agosto, dos británicas de 18 años de edad que trabajaban como voluntarias en una escuela, fueron víctimas de un ataque similar.

En noviembre de 2012 Fadhil Suleiman Soraga, Secretario del Mufti Jefe de Zanzíbar, fue atacado por unos desconocidos con un chorro de ácido, perdiendo un ojo. En febrero, fue asesinado en Zanzíbar el p. Evarist Mushi (véase Fides 18/02/2013), mientras que en Navidad había sido gravemente herido en una emboscada otro sacerdote católico, Ambrose Mkenda, además algunas iglesias han sido quemadas.

La Iglesia católica ha denunciado en repetidas ocasiones el clima de intimidación contra los cristianos y la propaganda de los que incitan al enfrentamiento religioso.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]