El mandatario ha exigido a la guerrilla que libere "pronto" a los dos policías cuya liberación ha aplazadoLas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han aplazado la liberación de los policías secuestrados Cristian Camilo Yate y Víctor Alfonso González, prevista para este jueves. La excusa que han puesto los terroristas es que había muchos medios de comunicación en la zona donde se iba a efectuar la entrega de los rehenes, que fueron secuestrados el pasado 25 de enero en Valle del Cauca. Las FARC también se habían comprometido a liberar al soldado Josué Álvarez, capturado el 30 de enero en Nariño.

Es posible que la causa por la que las FARC han decidido dejar libres a los rehenes es la gran indignación que causó en Colombia su rapto al coincidir con las conversaciones de paz en La Habana con el Gobierno de Juan Manuel Santos. Además, las FARC -en un gesto de enorme generosidad, nótese la ironía- anunció que seguirá secuestrando a militares y policías para pedir dinero, pero no a civiles.

Pero es que incluso esto último no lo cumple ya que a los dos agentes de policía se los llevaron cuando se encontraban investigando el paradero de un ganadero que había sido raptado. Y mantienen en su poder a ciudadanos como Edson Páez Serna, de 20 años, entre otros, por quien sus padres ya pagaron a las FARC el equivalente a unos 70.000 euros.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo: "Es inaceptable, nadie entiende que por la presencia de algunos medios de comunicación, decidan privar de la libertad a estos policías". El mandatario ha exigido a la guerrilla que libere "pronto" a los dos policías y no utilice a los medios de comunicación como "excusa" para incumplir sus compromisos.

Pero lo que debería hacer Santos es dejar de negociar con terroristas, una práctica en sí misma cuestionable, pues siempre que se hace eso se legitima la violencia como medio para conseguir cosas. Además, si el Gobierno de Colombia siguiese las negociaciones de paz con las FARC después del feo gesto de no liberar a los rehenes, daría una muestra de debilidad.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]