Ha tenido que provisionar 1.470 millones de euros por la crisis y el consumo de tabaco de contrabando-Sólo se llevará a cabo la reestructuración ya prevista con anterioridad en la planta de Logroño.

Imperial Tobacco
se ha visto obligada a provisionar 1.470 millones de euros en España, lo que ha hecho descender los beneficios al cierre de su año fiscal. Aunque desde la compañía se asegura que las pérdidas no han sido significativas porque, descontando esta cantidad de provisión en intangibles, los beneficios han sido de un 6% con respeto al año anterior, lo cierto es que  sus ganancias han disminuido en un 62 %.

A pesar de la difícil coyuntura, la compañía, propietaria de la tabaquera hispano francesa Altadis, no piensa recurrir a los despidos para sanear la compañía. Se limitará a proseguir con la reorganización en su fábrica de Logroño que supondrá la pérdida de 85 puestos de trabajo durante los próximos tres años. "No está previsto realizar más despidos" -señalan fuentes de la compañía-, que inciden en señalar que sin contar con las provisiones en intangibles realizadas, los resultados son buenos.

"Hemos ganado en cuota de mercado frente a nuestros competidores en dos décimas, hasta llegar al 28,3%, mientras que en el mercado de picadura, la cuota de la compañía subió al 41, 6%, frente al 40,3% del año 2011". En España, el negocio del tabaco no pasa por su mejor momento, según datos facilitados este miércoles por el Ministerio de Hacienda. En el apartado del acumulado de ingresos no financieros a finales de septiembre los ingresos recaudados por impuestos especiales por labores del tabaco descienden un 4,8%.

Aunque fuentes del Ministerio destacan que tal descenso puede obedecer al acaparamiento que tuvo lugar antes de la subida del IVA, fuentes de Imperial Tobacco inciden en que "el problema más grave, que ha hecho descender las cifras de las ventas del tabaco en cajetilla en un 10% es la venta de cigarrillos procedentes del mercado negro contra la que hay que luchar y siempre nos hemos mostrado dispuestos a colaborar con la administración. En nuestra opinión este es el problema más grave. Si no ha bajado el consumo es por que se está comprando tabaco de contrabando".

Sara Olivo
[email protected]