Francia se ha atrevido a enfrentarse a los islámicos de Malí, los mismos que ya habían abandonado su actitud terrorista, es decir, escondidos detrás de la población civil, y se disponían a tomar el poder en este país africano.

Para los islamistas, la guerra es una cuestión de familia. Lo que, traducido al cristiano, significa que se esconden detrás de la sociedad civil, asesinan y vuelven a esconderse. Esa actitud tan cobarde es la que hace muy difícil su persecución.

Sólo cuando se sienten lo suficientemente poderosos para tomar el poder, pasan de terroristas a milicianos y se trasforman en ejército visible. Es lo que hicieron en Malí y es el momento que aprovechó Francia, sin esperar a la tardía y negligente reacción de la ONU -también conocida como derecho internacional- para enviar sus tropas a Malí y le derrotaron en dos minutos. Entonces han vuelto a esconderse entre mujeres y niños y vuelen a cometer atentados con sus correspondientes matanzas, violaciones, etc. No sólo eso. La internacional islámica del terror ha preparado su venganza, con el secuestro de una familia francesa con cuatro niños, nada menos que en Camerún, muy al sur de Malí, en el Golfo de África. Y también han asesinado, naturalmente, a franceses ya secuestrados.

Occidente no ha prestado mucho apoyo a François Hollande (en la imagen) en lo único que ha hecho bueno el presidente francés desde que llegara al poder. Pues Occidente se equivoca. Lo que tiene que hacer es imitar a Francia, porque esconder la cabeza para evitar al león no parece el mejor camino para evitar el zarpazo. La cobardía siempre produce más muertos, y más sufrimiento, que la valentía.

Por otra parte, en la lucha contra el fanatismo cristófobo que libra Occidente no ayuda mucho el pacifismo. ¿Qué es el pacifismo Chesterton lo explicaba así: "La moderna versión de 'matar, no asesinar' consiste en que sólo el militarismo es asesinato, y no hay nada malo en matar cuando la muerte no es militar". Por decirlo rápido: inadmisible que los soldados franceses frenen a los fanáticos musulmanes en Malí. Sin embargo, el aborto es maravilloso y Wikipedia prohíbe que, para definirlo, se empleen palabras como homicidio.

La modernidad siente aversión al homicidio, pero sólo si es militar. Y eso que los homicidios militares suelen ser los homicidios más clementes.

Eulogio López

[email protected]