Lucinda Creighton (en la foto), ministra irlandesa para Europa sólo tiene 33 años, pero ya es edad suficiente para tener conciencia y coraje. Ha preferido dimitir de su flamante cargo: su conciencia no le permite aprobar una ley de aborto que considera la amenaza de suicidio como excusa parea el homicidio.

Es una ley menos permisiva con el infanticidio que la española. Y todo con un partido conservador. ¡Bien por Lucinda!

Igualito que en el PP. ¿Qué ministro del PP ha dimitido tras  declarar la vicepresidente primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que el PP abandonaba la reformita Gallardón sobre el aborto No, está claro que un católico no puede votar al PP. Al menos, esa es mi conclusión. Poruqe reparen que en la irlandesa ha dimitido, mientras que Gallardón, quien ahora insiste en que sí tramitará su reformita de la Ley Aído, considera que con limitar el aborto eugénésico ya ha cumplido con su presunta defensa del derecho a la vida.

Eulogio López

[email protected]