• Desciende el beneficio recurrente de los 28 valores no financieros un 35% aunque se mantiene la facturación.
  • Y se mantiene la plantilla y la capitalización cae un 28%.
  • Banca: las pérdidas recurrentes superan los 700 millones de euros: Bankia pierde más que el resto de bancos.
  • Sobre todo, por el importante esfuerzo de provisiones.

Con las mismas especificaciones de otras veces y con la sola novedad de la inclusión de DIA en la composición del IBEX35 viene bien comprobar la salud contable de las mayores empresas españolas cotizadas en Bolsa.

Vamos con los resultados de los 28 valores de la economía real del IBEX 34 en el primer semestre 2012. (Quitamos Arcelor Mittal Steel, con un valor residual en el selectivo).

El beneficio atribuible recurrente ha sido de 8.585 millones de euros (-34,5%) menos que en el mismo periodo de 2011; después de ajustar las deducciones extraordinarias por 2.766 millones, el beneficio semestral real sería de 11.350 millones (un -6,4%).

Otros datos de interés:

La facturación semestral conjunta asciende a 189.548 millones de euros ( 7,2%) con un margen del 6% (baja desde el 7,26%); la plantilla conjunta de estas 28 compañías es de 1.146.353 empleados (un -0,6% menos); los activos totales llegan hasta los 759.224 millones (-0,6%); los recursos propios son de 180.036 millones (-0,6%); los pasivos financieros están en los 311.748 millones (un 3,68% más que al comienzo del año); y el valor en Bolsa del conjunto es de 228.435 millones (-13,8% en el semestre).

La productividad media de estas 28 empresas es de 9.900 euros semestrales en beneficio por empleado (-12%) y de 165.348 euros semestrales en facturación por empleado ( 6%). Otros cocientes de interés son: ROA de 1,49% (menos 0,16 puntos) y ROE de 6,3% (menor en 1,3 puntos); un apalancamiento de 4,2 veces los recursos propios (mejora en 0,7 puntos). Y la rentabilidad bursátil por beneficio es del 4,96% (con lo que el PER sería del 10% si en el segundo semestre se repiten los resultados del primero).

Por tanto, en esta muestra de nuestra economía que no incluye directamente a los sectores más afectados por la crisis, la actividad se ha defendido bastante bien aunque no los precios, lo que ha traído una caída de los márgenes pero el mantenimiento del empleo. En lo contable no hay variaciones apreciables, lo que no es bueno, ya que habría sido conveniente una rebaja de los pasivos financieros (que no sólo no se ha producido sino que aumentan ligeramente).

Vamos con la evolución de los resultados de los bancos.

Entre los siete bancos obtienen una pérdida atribuible recurrente de -780 millones de euros; es decir, las pérdidas publicadas por Bankia son mayores que la suma de los parcos beneficios de los otros seis.

No hay que preocuparse por los bancos, ya que se debe tener en cuenta que previamente se han deducido provisiones y deterioros varios por importe de 25.255 millones ( 34%) para sanear activos y dotar provisiones.

En el caso de considerar como recurrentes estas cifras generadas por la banca, al igual que lo hemos hecho antes, su beneficio real es de 23.695 millones ( 25,7%), dos veces más que el beneficio del sector real.

Otros datos de interés:

La facturación semestral conjunta asciende a 103.196 millones de euros ( 11,2%); la plantilla conjunta es de 380.627 empleados ( 1,8%); los activos totales llegan hasta los 2.883.656 millones ( 6,3%); los recursos propios son de 177.422 millones ( 1,9%); el resto de pasivos está en los 2.709.471 millones (un 6,7% más) y el valor en Bolsa a los 97.792 millones (-15% desde principios de año).

En cuanto al apalancamiento bancario es de 15,27 veces los recursos propios (lo estipulado es no pasar de 10 veces los recursos propios). Visto de otra forma, el coeficiente de garantía es del 6,5%, algo más lejos del 10% que al cierre de 2011, así que la banca tendrá que ampliar recursos propios, reducir activos totales o las dos cosas, y dotar muchas provisiones y saneamientos.

Son datos poco satisfactorios en cuanto al esfuerzo exigido a clientes y empleados para salvar la circunstancia, y parece claro que las decisiones equivocadas del sector bancario cotizado y las necesidades de sanear tanta ineptitud han empezado a reflejarse como lo que son: una carga pesada para el "resto" de una economía que, a su vez, ha sido estimulada por el sector bancario en la dirección especulativa errónea. Ese "resto" que ahora debe sanear sus propios errores y los del sector bancario, cuando el motivo de existencia del sector financiero es precisamente el contrario: reducir los costes del sistema económico, ganando dinero.

En resumen, la evolución de los resultados IBEX 35 en el primer semestre de 2012. Al agregar las cifras de las empresas de la economía real y las de la economía financiera tenemos una visión de la evolución semestral del conjunto de la realidad económica española que nos dice:

-Las empresas han obtenido en el semestre 1S 12 unos beneficios atribuibles recurrentes totales de 7.805 millones de euros (-60% respecto a los 19.575 millones del mismo periodo del año anterior). Si se añaden los saneamientos, las dotaciones y los extraordinarios, la cifra de beneficio real es de 35.045 millones ( 13%), en la que el sector real tiene una participación del 32% y el sector bancario del 68%.

-El empleo de estas empresas es de 1.520.342 empleados (-0,5%), su facturación conjunta asciende a 282.384 millones ( 8,7%), los activos totales necesarios para esta actividad llegan hasta los 3.472.562 millones ( 0,1%), de los que son recursos propios 354.222 millones (-0,3%) y el valor en Bolsa de todo ello era de 326.227 millones (-14,2% sobre principio de año).

Miriam Prat

[email protected]