• Durísima carta de la dirección de la aerolínea a un árbitro que consideran próximo al SEPLA y al que acusan de paralizar el proyecto Iberia Express.
  • "Con los debidos respetos, carece Usted, en las circunstancias actuales, de la imparcialidad y de la neutralidad requeridas para la actualización arbitral que pretende llevar a cabo", señala la misiva.
  • Y lo peor es que el rechazo de Montalvo puede interpretarse en Fomento como un desaire a la ministra Ana Pastor.
  • Crece la tensión entre Iberia y el Ejecutivo tras las declaraciones de Soria sobre el cierre de líneas.
  • Por contra, el SEPLA terminó encantado con el laudo de Montalvo, laudo que los mismos pilotos habían solicitado.

No dejen de leer la carta que la dirección de Iberia ha enviado a Jaime Montalvo (en la imagen), con copia a la ministra de Fomento, Ana Pastor. No tiene desperdicio. En pocas palabras, la aerolínea niega a Montalvo la capacidad para arbitrar otro laudo, tras declararse nulo el anterior. Y es que Iberia considera que Montalvo está próximo a las tesis del sindicato de pilotos, el poderoso SEPLA.

Entre otras cosas, la compañía afirma: "Consideramos, en términos de defensa y con los debidos respetos, que carece Usted, en las circunstancias actuales, de la imparcialidad y de la neutralidad requeridas para la actuación arbitral que pretende llevar a cabo. No sólo ha quedado objetivamente contaminado, sino que el desarrollo de los acontecimientos (…) incluidas las manifestaciones del SEPLA haciendo referencia a que procedería Usted a dictar el mismo laudo (…), no nos permiten aceptar que reúna en estos momentos las condiciones de imparcialidad requeridas".

Lo peor de todo esto, sin embargo, es que el rechazo de Montalvo puede ser interpretado en la sede del ministerio como un desaire a la propia Pastor, en un momento muy complejo, en el que tanto ella como el titular de Industria y Turismo, José Miguel Soria, han pedido encarecidamente a las partes -empresa y sindicatos- que lleguen a un acuerdo sobre el plan de reestructuración de la compañía.

Precisamente, Soria lanzó duras críticas contra la decisión de la compañía de cerrar rutas a Hispanoamérica: "Me parece inaceptable que para ir desde España a la Habana tengamos que ir a Londres", declaró el ministro. Claro que Iberia se apresuró a contestar -y de paso sacar los colores a Soria-: "No existe ningún vuelo directo entre Londres y La Habana".

Por parte del SEPLA, qué quieren que les diga. Pues que el sindicato de pilotos estaba encantado con Montalvo y el laudo que dictó, laudo que ellos mismos habían pedido.

Miriam Prat

[email protected]