La retribución total será parecida a la de 2010, es decir, 0,326 euros brutos por acción

 

Iberdrola ha informado de que su Consejo de Administración, reunido en Bilbao, ha decidido proponer a la Junta General de Accionistas mantener, al menos, el mismo dividendo en efectivo con cargo a los resultados de 2011 que el entregado el pasado año con cargo al ejercicio 2010 (es decir, 0,03 euros brutos por acción). Por otro lado, la propuesta contempla la puesta en marcha de una nueva edición del programa de scrip dividend 'Iberdrola Dividendo Flexible'.

En el marco de este programa, que permite a los accionistas elegir entre recibir acciones del Grupo de forma gratuita o vender sus derechos de asignación a Ibedrola o al mercado, la Compañía asumiría un compromiso de compra que, teniendo en cuenta la cifra de su capital actual y las condiciones actuales del mercado, se estima que sea de, al menos, 0,15 euros brutos por derecho.

Estos 0,18 euros brutos por acción se sumarían a los 0,146 euros del precio de compra de los derechos de la anterior edición del programa 'Iberdrola Dividendo Flexible' abonados el pasado mes de enero, equivalente al dividendo a cuenta de 2011.

En consecuencia, la compañía estima que la retribución total al accionista correspondiente al ejercicio 2011 estará en línea con la del ejercicio 2010, la cual ascendió a 0,326 euros brutos por acción.

De acuerdo a los niveles de cotización actual -las acciones de Iberdrola cerraron la sesión de ayer a 4,750 euros con una subida del 1,95%- la rentabilidad por dividendo de los títulos de la compañía se sitúa en el entorno del 7%.

Adicionalmente, el Consejo de Administración de Iberdrola, que también propondrá a la Junta General de Accionistas la realización de un segundo 'scrip dividend' a finales de año de cara a efectuar el pago del dividendo a cuenta de 2012, ha formulado las cuentas anuales y el informe de gestión del Grupo correspondientes a 2011, informa la compañía.

Andrés Velázquez
[email protected]