La aerolínea ganó 365 millones de euros

 

Hace un año perdía 52 millones de euros al término del tercer trimestre, pero en 2011 Iberia vuelve a los números negros con un beneficio consolidado de 365 millones de euros entre enero y septiembre.

La clave principal en esta mejora se encuentra en la demanda. La política de precios ha logrado atraer a más pasajeros e incrementar así su facturación. La facturación ha sido de 12.263 millones de euros, lo que, frente a los 10.986 millones de un año antes, supone un incremento del 11,6%, de los que 10.261 millones corresponden al pasaje, 880 millones a la carga, y 1.122 a otro tipo de ingresos.

Esta estrategia ha logrado compensar el aumento de costes por la subida del combustible, que fue del 23,7%. Pero IAG cuenta con que el combustible seguirá subiendo y que ese será uno de sus grandes objetivos para el próximo ejercicio: "El principal reto para 2012 será compensar el incremento de los costes del combustible, a medida que nuestras coberturas se vayan ejecutando, en un contexto de demanda potencialmente débil".

Mariano Tomás

[email protected]