• Se reduce un 25% su salario al tiempo que renuncia a 200.000 euros de plus por la fusión.
  • En Iberia recuerdan que es el presidente que menos cobra en el Top Ten de las aerolíneas del mundo.
  • Pero a los 4.500 trabajadores afectados por el despido no les consuela.
  • Mientras tanto, se prepara el pulso laboral por una reconversión dura.
  • Y se cuestiona la opa de IAG sobre Vueling: ¿por qué no Iberia?

Antonio Vázquez (en la imagen) cobró en 2011 800.000 euros como presidente de IAG y de Iberia, según fuentes de la compañía. En 2012 cobrará 440.000, por la conjunción de dos factores: se ha bajado el fijo un 25% y ha renunciado a un plus de 200.000 euros a los que tenía derecho como extra por la fusión.

En la compañía recuerdan que es el presidente que menos cobra del Top Ten de compañías aéreas pero, la verdad, no consuela a una plantilla que perderá 4.500 empleados entre casi la cuarta parte de la plantilla y que verá reducidos sus salarios.

Estamos en pleno pulso laboral por los recortes y el Gobierno Rajoy ha aceptado de buena gana la mutilación de salarios de Vázquez. Es más, la ministra Pastor se muestra menos firme que días atrás a la hora de juzgar el durísimo ajuste de Iberia, aunque sigue teniendo una duda: ¿por qué razón no es Iberia quien lanza la opa sobre Vueling, en lugar de IAG?

En cualquier caso, a la plantilla no le basta el gesto de Vázquez. Ya ha habido conversaciones con el personal de tierra y las azafatas. Ahora faltan los pilotos que, por pura casualidad, no están de acuerdo.

Miriam Prat

[email protected]