El 60% de los trenes de Cercanías y el 75% de AVE y Larga Distancia circularán este viernesEl Ministerio de Fomento ha establecido el dispositivo de servicios esenciales de Renfe para la jornada de huelga convocada en la empresa para este viernes, 3 de agosto. Los usuarios pueden consultar los detalles en www.renfe.com y en el teléfono 902 320 320. Además, Renfe ha establecido un dispositivo especial de refuerzo de atención e información al cliente en las principales estaciones y puntos de información.

En el caso de los trenes de Cercanías -y con excepción del núcleo de Cataluña-, el servicio se prestará con una media del 60% en horas punta (de 6 a 9 de la mañana) y 42% en horas valle, respecto a una jornada habitual. Respecto a los servicios de trenes interurbanos, circularán 380 de los 567 programados, lo que supone un 67%.

En AVE y Larga Distancia se han incluido dentro de los servicios mínimos 246 de los 326 habituales, un porcentaje del 75%. La noche del jueves 2 al viernes 3 circularán también los Trenhotel entre Madrid y París, y el viernes 3 el Madrid-París con salida a las 18:12. Además, se ha establecido un porcentaje de 19% de servicios mínimos, con respecto a lo habitual, en la circulación de trenes de Renfe Mercancías. Los viajeros con billetes adquiridos con antelación para los servicios afectados por la huelga pueden solicitar su cambio o reembolso sin coste adicional en estaciones y agencias de viaje.

Por su parte, los sindicatos con representación en el sector ferroviario han anunciado que recurrirán ante los tribunales estos servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento al considerar que son los "más abusivos de la historia" del sector e "ilegales". Los representantes de los trabajadores manifestaron su intención de incluso "denunciar penalmente a los firmantes" de estos servicios esenciales.

Los sindicatos dicen que, con la convocatoria de huelga, "luchan para que el ferrocarril mantenga su consideración de público y social, y se convierta en un transporte realmente accesible a todos, mientras los altos cargos del Ministerio de Fomento y de las empresas públicas, desde sus coches oficiales, lo están hundiendo". "La única solución que ofrecen es liberalizar y privatizar a las empresas para desprenderse de la responsabilidad sobre ellas", añaden.

Pero lo cierto es -qué casualidad, hombre- que anuncian una huelga para el primer fin de semana del mes de agosto, donde casi nadie se toma vacaciones, ¿verdad? Una forma como otra cualquiera de perjudicar a miles de españoles.

Y también es verdad que la liberalización del sector puede traer consigo una mejora en la eficiencia del servicio y, por qué no, precios más asequibles. Ayer, la ministra de Fomento, Ana Pastor, contó, por ejemplo, que en los trenes-hotel, "de cada billete, cada español paga la mitad (130 euros) porque tienen un déficit del 50%". Y eso no puede ser.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]