La marca automovilística señala que la legislación laboral continúa siendo un obstáculo y pide más flexibilidad

 

Holger Kintscher vicepresidente ejecutivo de Finanzas de SEAT señaló este jueves  que los gastos de personal no están en relación con la productividad. Durante la rueda de prensa de presentación de resultados de la marca, Kintscher explicó la necesidad de cambios para ajustar estos gastos. Entre otros, la vinculación de los salarios de los trabajadores a los resultados: "Los costes salariales en España no son los más competitivos".
Además, Kintscher indicó que la legislación laboral no favorece un crecimiento del empleo. A sabiendas de que su afirmación iba a resultar dura, Kintscher no dudó en afirmar que "la nueva reforma no ha sido tal", puesto que siguen teniendo la misma estructura de gastos.
El directivo alemán señaló que el convenio colectivo será otro apartado importante para la marca y manifestó su esperanza en que todos pongan de su parte. Sin tener en cuenta las reducciones de plantilla, el personal de SEAT sufrió una congelaciónsalarial en 2009 y vió un incremento de su salario en la mitad de la inflación en 2010.
SEAT anuncia que en 2011 contratará a 700 personas e incorporará a 200 colaboradores, un movimiento motivado por el inicio de la fabricación del Audi Q3. Claro que en los años anteriores la compañía se ha dedicado a reducir la plantilla de Martorell, por lo que las nuevas contrataciones abundarán en la precarización del trabajo.
Rodrigo Martín
[email protected]