La NSA espió a los presidentes de Brasil y México, según SnowdenSegún el ex consultor del servicio secreto estadounidense estadounidense Edward Snowden, la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) espió a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y al presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La NSA espió el contenido de las llamadas telefónicas, correos electrónicos y mensajes de texto de Rousseff y de varios de sus "asesores clave". En el caso de Peña Nieto, éste, al igual que nueve miembros de su equipo, fueron espiados incluso cuando éste era candidato a la Presidencia de México, que ocupa desde diciembre del año pasado.

Brasil se ha echado las manos a la cabeza y ha convocado al embajador del país norteamericano en Brasilia, Thomas Shannon, a una reunión con el flamante canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiredo Machado. A su vez, el ministro brasileño de Justicia, Luiz Eduardo Cardozo, fue llamado a una reunión con Rousseff, y afirmó que los hechos denunciados por el reportaje son "gravísimos" y representan una violación de la "soberanía nacional".

Sí, el espionaje entre supuestos aliados es como una especie de traición. Pero lo hacen -si pueden- todos los países con todos los países. Así que tanto revuelo y escándalo resulta un tanto cínico e histriónico.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]