• El Gobierno ya tiene sobre la mesa distintas propuestas de Anfac para mantener los incentivos a la compra de vehículos en 2014.
  • Sólo este año, el Ejecutivo ha destinado 403 millones de euros a los distintos planes PIVE y PIMA Aire.
  • La venta de vehículos ha aumentado un 2,1% hasta noviembre.
  • La producción también ha crecido: en los once primeros meses un 9,02%, hasta los 2,02 millones de unidades.

Los 70 millones de euros del Plan PIVE 4 se han agotado en apenas mes y medio, esto es, en tiempo récord. Está claro que ha sido un éxito. De hecho, en los últimos días se han registrado más de 5.000 reservas diarias.

En sólo un año, la industria del automóvil ha recibido un total de 403 millones de euros de ayudas públicas. El PIVE 1 se llevó 75 millones, el segundo plan 150 millones; la tercera edición otros 70 millones, los mismos que el PIVE 4. Por último, el Gobierno dotó el PIMA Aire, para la compra de vehículos comerciales, con 38 millones de euros que también están agotados.

Gracias a estas subvenciones, el sector en nuestro país ha remontado en 2013 las pobres cifras registradas en años anteriores. Concretamente, las ventas de coches aumentaron un 15,1% en noviembre y un 2,1% en los once primeros meses del año.

Además, este miércoles hemos conocido que la fabricación de vehículos ha aumentado un 9,02% hasta noviembre, hasta situarse en los 2,02 millones de unidades, muy cerca del objetivo del 2,2 previstos por el sector.

No cabe duda, los números no son malos. Lo negativo es que son buenos gracias a las ayudas del Gobierno. El sector corre el riesgo de acostumbrarse a vivir de las subvenciones y eso sí que es peligroso. De momento, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ya ha enviado al Ejecutivo distintas propuestas para mantener los planes de incentivos a la compra de vehículos durante 2014.

Pablo Ferrer

[email protected]