• Catalunya Caixa (CX): no se admitirá ni esquema de protección de activos ni ofertas negativas.
  • Y sin prórroga. Último día, el 28 de febrero.
  • Como adelantara Hispanidad, si las pujas no gustan el Gobierno fusionará dos bancos públicos: Bankia y CX.
  • Y nacionalizará CEISS para subastarlo.
  • Dicho de otro modo: que nadie piense en otro Banco de Valencia.

Se las tienen tiesas el Gobierno -si lo prefieren, el FROB y el Banco de España- con los grandes bancos, en especial con Santander y BBVA, a cuenta de Catalunya Caixa (CX). Como ya adelantará Hispanidad, los bancos sólo aceptan hacerse con una entidad en la que el sector público ya ha metido 9.000 millones de euros y ha liberado de activos podridos (SAREB) con dos condiciones: si se lo ofrecen por un euro y si les otorgan un Esquema de Protección de Activos (EPA).

Y como también adelantara Hispanidad, Luis de Guindos (en la imagen) cada vez más fuerte en el Ejecutivo, les ha dejado claro, a través del FROB, que no habrá más epas y que tendrán que pujar sin prórroga, el día 28. No admitirá ofertas negativas de ningún tipo (es decir, que me lo das por un euro y además me ayudas) y si no aceptan fusionará dos entidades de su propiedad: Bankia y Catalunya Banc (CX).

La opción de vendérselo a un extranjero para ofrecerle cuota de mercado en España no ha funcionado. El Deutsche se ha echado atrás porque España es hoy un país con el cartel de "corrupto".

Ahora bien, Guindos insiste: siempre puede fusionar Bankia y CX, ambos propiedad del Estado.

Y tampoco acepta ayudas para CEISS. Lo más probable es que las antiguas Caja Duero y Caja España acaben nacionalizadas y subastadas. Guindos no admite, tampoco, repetir el caso de Unnim -BBVA- ni de Banco de Valencia (Caixabank). El Valencia iba a ser liquidado, por eso se optó por la trasferencia directa a Caixabank. Pero eso se acabó.

Eulogio López

[email protected]