• Entre otras cosas, pretende aumentar las provisiones sobre créditos a pymes.
  • En paralelo, se urgirá a los bancos a deshacerse de sus participaciones industriales, un proceso muy peligroso.
  • Y la banca se rebela contra el Ejecutivo Rajoy.
  • No sólo eso: los tres grandes bancos se muestran unánimes: el Gobierno ha conseguido una ayuda que nos va a salir muy caro.
  • Por si fuera poco, Europa se quita la careta: a cambio del 'rescate' pide acelerar la llamada Europa Bancaria, es decir, que los países miembros pierdan soberanía inspectora.

Y van tres. El titular de Economía, Luis de Guindos (en la imagen), prepara una tercera reforma bancaria, esta post-rescate europeo. Se trata de incrementar aún más las provisiones, no ya para la cartera inmobiliaria, sino para todo tipo de créditos, también en lo referente a pymes.

Al mismo tiempo, se intentará acelerar desde Madrid la obsesión de Basilea y de Europa de acabar con la banca industrial, mejor, con las participaciones industriales de la banca.

Proceso muy peligroso por cuanto tras aniquilar a las cajas de ahorros (connivencia plena entre Zapatero y Rajoy, entre el PSOE y el PP) los ahora bancos continúan siendo el soporte accionarial de empresas estratégicas españolas.

Y la nueva andanada de Luis de Guindos ya se ha topado con la oposición de los bancos que no esperan recibir ayudas, especialmente de los tres grandes, Santander, BBVA y Caixabank.

No sólo eso, la nueva reforma bancaria coincide con un rescate que va a 'ayudar' (entre comillas porque es al 8,5%) a los bancos en dificultades y los tres grandes bancos se sitúan en la línea de dejar caer a los bancos quebrados y también coinciden en que el rescate bancario que con tanto ahínco han defendido en la mañana del miércoles, en el Congreso, Rajoy y De Guindos, nos servirá para que fluya el crédito.

Y por si fuera poco, Bruselas se ha quitado la careta. Angela Merkel, que es la que manda en la UE, se refiere ya sin ambages a la llamada Europa Bancaria, en definitiva, a unificar la supervisión e inspección bancaria en Europa, una nueva cesión de soberanía.

Eulogio López

[email protected]