• La respuesta de la banca es clara: pues entonces no vamos.
  • Y es que desde que se anunciaron ayudas públicas se multiplicaron los candidatos a hacerse con la entidad gallega.
  • A pesar de todo, el ministro de Economía confía en que en octubre el banco tenga nuevo dueño.
  • Para dar paso a la siguiente operación, mucho más difícil y, sobre todo, mucho más cara: la de Catalunya Banc.

De piedra se han quedado los banqueros tras la entrevista que la agencia EFE ha realizado este domingo al ministro de Economía, Luis de Guindos (en la imagen). Y no es para menos.

Ahora resulta que la entidad que se quede con NCG Banco no podrá disfrutar de un Esquema de Protección de Activos (EPA) que les cubra frente a pérdidas en la cartera de créditos del banco que preside José María Castellano. El ministro ha recordado que el Estado ya ha inyectado 9.000 millones de euros y que la entidad está "limpia".

Pero la banca -BBVA, Santander, Caixabanc y Popular- no está dispuesta a quedarse sin EPA y, ni mucho menos, sin crédito fiscal. Su respuesta, si Guindos no modifica la suya, es clara: no vamos.

Y mucho ojo con los fondos norteamericanos, coordinados por Guggenheim, que presentó Castellano. En un principio, estaban dispuestos a quedarse con la entidad sin ayudas públicas, pero cuando se anunció desde Economía que habría EPA, exigieron para ellos las mismas condiciones que para la banca española.

A pesar de todo, Guindos confía en que la entidad gallega tenga nuevo dueño en octubre, que después llegará una operación mucho más complicada y, sobre todo, mucho más cara para las arcas públicas: Catalunya Banc (CX). Además, CX cuenta ya con dos intentos fallidos. Un tercero sería demoledor.

Pablo Ferrer

[email protected]