• Y en los mismos términos que la prevista para el FGD: el que no haya puesto capital en el SAREB -o sea, el BBVA- tendrá que aportar más fondos.
  • El cabreo del Ejecutivo con el esquivo FG continúa.
  • La iniciativa corre en paralelo a la Comisión conjunta PP-PSOE sobre preferentistas.

La historia es ésta. El ministro de Economía, Luis de Guindos (en la imagen), no consiguió que Francisco González (FG), presidente del BBVA, colaborara en el banco malo, SAREB, mientras lo hacían todos los demás. Al final, el SAREB ha nacido sin el BBVA y De Guindos exigió entonces a toda la banca una derrama para el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), muy descapitalizado tras la crisis. El que no hubiera aportado nada a la SAREB es decir, FG, tendría que aportar más.

Ahora bien, De Guindos tuvo que dar marcha atrás porque el resto de la banca, sometido a un proceso de saneamiento durísimo, y con mora creciente, no estaba dispuesto a aportar ni un euro, aunque se le descontara de lo invertido en la SAREB.

Pues bien, ahora De Guindos vuelve a la carga. La Comisión creada por el PP y el PSOE para resolver el asunto de las preferentes, le ha brindado la oportunidad al Gobierno de insistir sobre la derrama: esta vez con el único objetivo de acabar con las protestas de los preferentistas.

Y con la misma condición: cada banco aportará según su tamaño, como es normal, pero se les descontará en la derrama lo aportado al SAREB. Pierde el BBVA.

Y es que el cabreo del Gobierno con la actitud poco solidaria de FG, continúa. El que fuera banquero favorito del PP y de Mariano Rajoy, ha dejado de serlo.

Eulogio López

[email protected]