• Según la Consejería de la Comunidad de Madrid en los hospitales 'privatizados' ha pasado a tener un coste de 620 euros de cápita media a 484 euros, es decir, un 20%
  • El sindicato de Médicos AMYTS niega veracidad a estos cálculos y señala que sólo en el caso del Hospital del Henares, el precio de la cápita media era de 375 euros y la licitación sale por 490: "Se están regalando 185 euros por habitantes".
  • Argumentan que los casos más difíciles que no puedan ser tratados en los hospitales privatizados pequeños serán derivados a centros como La Paz o el 12 de octubre, que tendrán que facturarles a la Comunidad de Madrid.
  • Javier Fernández Lasquetty estima en 170 millones el ahorro total, en torno a un 20%
  • Las empresas licitadores, señalan, no son ONGs ni órdenes como la de San Juan de Dios, "buscarán el negocio puro y duro".
  • Los sindicatos, que cuentan con el apoyo de la opinión pública, no acaban de entender por qué no se opera más en los hospitales públicos por las tardes para aligerar las listas de espera, aún a costa de modificar los horarios del personal sanitario.
  • Y en el entreacto, el Pleno del Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso del PSOE contra la externalización sanitaria de Madrid.
  • El consejero de Sanidad ha ridiculizado a los médicos de AFEM por su propuesta de cambiar un día de paro por uno de diálogo y ha calificado de parodia la consulta popular sobre la privatización.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid y las organizaciones sindicales que representan a los trabajadores del sector sanitario se enfrentan a una guerra de cifras en diversos ámbitos.  Y va mucho más allá de la divergencia sobre el índice de seguimiento del primer día de huelga de los cinco convocados hasta el próximo 4 de junio, 6,4% para la Consejería de Sanidad, y en torno a un 60 % para los sindicatos convocantes. 

Javier Fernández Lasquetty (en la imagen) se muestra tenaz en sus planteamientos: según la Consejería de Sanidad la privatización de la gestión supondría un  ahorro anual de 170 millones de euros, en torno a un 20%, ya que la cápita media por hospital pasaría de tener un coste de 620 euros de cápita media a 484 euros. Desde el sindicato médico AMYTS, Asociación de Médicos y Titulados Superiores, uno de los convocantes con representación en la Mesa sectorial de Sanidad, junto a Satse, CCOO, CSIT-UP, UGT y USAE, a los que se suman AFEM, Fesitess, AME y la CGT, restan cualquier validez a estas cifras.

Su portavoz, Pablo Martínez, afirma que nadie ha visto los estudios del consejero, y que licitación del Hospital de Henares demuestra claramente la falsedad de los argumentos de Lasquetty. "Antes de la gestión de la privatización el precio de la cápita media era de 375 euros y tras la privatización el precio se queda en 490. Se están regalando 185 euros por habitante".

Además, argumenta, los hospitales pequeños, "las fragatas ligeras", derivarán a los "grandes trasatlánticos madrileños de la Sanidad". Los  problemas graves que no puedan tratar, y "aunque estos les facturen, cosa que no creemos que finalmente harán, no se producirá un ahorro de costes", entre otras cosas afirman, porque los "concesionarios no son ONGs ni entidades religiosas concertadas, como sería el caso por ejemplo de la orden de San Juan de Dios, sino grandes empresas, fondos de inversión y multinacionales que quieren ganar dinero, y buscan la actividad lucrativa pura y dura".  

Y si no es así, argumentan, acabará ocurriendo como en el caso del Hospital de Alzira, "donde quebró el pull de empresas y hubo de hacerse cargo la Comunidad de Valencia para luego sacarlo de nuevo a concurso y adjudicarlo al mismo pull de empresas que había quebrado a un precio de cápita algo superior".

Javier Fernández Lasquetty, no está por la negociación con los médicos, sigue firme en sus planteamientos. En un acto celebrado este miércoles ha manifestado que la propuesta de la AFEM, Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid, de sustituir el último día de paros por un debate público sólo es "una excusa para no hacer el ridículo", ya que la huelga ha sido, en su opinión, "un rotundo fracaso".

También ha calificado de parodia la consulta popular sobre la privatización de la Sanidad Pública, y resta credibilidad a la cifra de más de 200.000 firmas que los organizadores afirman haber recogido. Según Pablo Martínez, portavoz de AMYTS, desde su sindicato, que representa a facultativos de diferentes afinidades: "la terquedad del Partido Popular en la Comunidad de Madrid les acabará pasando factura", ya que, asegura, "contamos con el apoyo de la opinión pública".

Una opinión pública, que, sin embargo,  no acaba de entender porque no se opera más por las tardes, por ejemplo, en los hospitales públicos y se racionaliza la organización de los mismos, aún a costa de modificar los horarios y la distribución del trabajo de los médicos.

Y en el entreacto, el Pleno del Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso del PSOE contra la externalización sanitaria de Madrid. Tal vez al consejero Lasquetty, "con su carrera de Derecho, y a su viceconsejera, que es médico pero nunca ha ejercido", apunta Pablo Martínez, le convendría sentarse a negociar con los médicos para encontrar una salida a los problemas y al estudio de costes de la Sanidad Pública.

El estudio presentado por AMYTS para ahorrar 200 millones adolecía de graves defectos, como la propuesta de acortar las estancias hospitalarias, una medida para ahorrar costes que recaía directamente sobre los usuarios del sistema se sanidad. Pero según justifica su portavoz, Pablo Martínez, "dispusimos de 3 días para hacerlo". Urge que ambas partes acerquen posiciones para encontrar una salida al conflicto.

Sara Olivo
[email protected]