Dice así: "Sucederá algo en la Iglesia que será como un aldabonazo contra ella que la hará tambalearse, aunque no extinguirse. Muchos fieles huirán escandalizados. Será un gran escándalo para todos. Todos os asombraréis, dudaréis, algunos dejaréis de creer".

Pregunta: ¿Qué es lo que hará dudar a los fieles

Respuesta: "El gran cisma, a partir del que se separará la verdadera iglesia de la falsa. Se echarán sobre vosotros diciendo: ¿Veis La iglesia se ha modernizado, ha cambiado, adaptándose a los tiempos. Abandonad el oscurantismo. Venid a la verdad. ¿Veis como se incorporan ahora los alejados, cómo hay verdadera caridad Dejad los ritos viejos, venid al nuevo. Los preceptos han sido abolidos a favor del amor. Estad prevenidos. Cuando os saquen de la Sinagoga está cerca el Reino de Dios. Es un gran escándalo dentro de mi Iglesia que será azuzada por los medios de comunicación y de convencimiento social".

Pero las raíces están en el evangelio de hoy viernes 15 de noviembre: "En aquellos días, Jesús dijo a sus discípulos: Lo que sucedió en el tiempo de Noé también sucederá en el tiempo del Hijo del hombre: comían y bebían, se casaban hombres y mujeres, hasta el día en que Noé entró en el arca; entonces vino el diluvio y los hizo perecer a todos.

Lo mismo sucedió en el tiempo de Lot: comían y bebían, compraban y vendían, sembraban y construían; pero el día en que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y los hizo perecer a todos. Pues lo mismo sucederá el día en que el Hijo del hombre se manifieste.

Aquel día, el que esté en la azotea y tenga sus cosas en la casa, que no baje a recogerlas; y el que esté en el campo, que no mire hacia atrás. Acuérdense de la mujer de Lot. Quien intente conservar su vida, la perderá; y quien la pierda, la conservará.
Yo les digo: aquella noche habrá dos en un mismo lecho: uno será tomado y el otro abandonado; habrá dos mujeres moliendo juntas: una será tomada y la otra abandonada".
Entonces, los discípulos le preguntaron: "¿Dónde sucederá eso, Señor"
Y él les respondió: Donde hay un cadáver, allí se juntan los buitres
".

¿Por dónde puede llegar el aldabonazo En mi opinión -y no es más que mi opinión- por el ataque a las dos fortalezas con las que cuenta la Iglesia: la eucaristía y la devoción a María, Madre del Redentor. La batalla actual es eucarística y mariana. Ejemplo: si alguien empieza a jugar -por ejemplo bajo el barniz ecuménico de acercamiento a los protestantes- con la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, denlo por hecho: el baile habrá comenzado. Y si alguien reduce el papel de María a objeto de devoción privada para cursis y blanditos, temámonos lo peor. 

Son tiempos éstos donde se confunden los gritos de amor con los gritos de blasfemia. Tiempos para recordar que el don de profecía existe porque el brazo de Dios no ha reducido su poder. Y es bueno este don de profecía mientras el profeta no se vanaglorie del mismo, porque, a fin de cuentas, no es más que eso, un don, un regalo inmerecido y el profeta un mero instrumento. Y porque, como recuerda Clive Lewis, existe un medio aún más certero que la inteligencia y el estudio para discernir el mal del bien: "Mi corazón me enseñó la maldad de los impíos".

Eulogio López

[email protected]