• Alega "motivos personales determinantes" para dejar la Presidencia de la Junta en septiembre.
  • Descarta la celebración de elecciones anticipadas en Andalucía.
  • La abortista y feminista Susana Díaz, sustituta de Griñán como candidata a la Presidencia de la Junta de Andalucía en las próximas autonómicas. 
El presidente del Gobierno andaluz y presidente del PSOE federal, José Antonio Griñán, anuncia este miércoles oficialmente ante el Comité Director del PSOE-A que dejará la Presidencia de la Junta de Andalucía el próximo mes de septiembre. Antes, en rueda de prensa, Griñán ha descartado la celebración de elecciones anticipadas en la comunidad y ha asegurado que seguirá como secretario general del PSOE andaluz, sin que esté previsto en este momento la convocatoria de un congreso extraordinario.

Preguntado sobre si el caso de los ERE ha podido influir en la decisión de dejar de ser presidente, con una seguridad que raya en la imprudencia, Griñán ha contestado que "no existen razones jurídicas para que pueda ser imputado ni jurisdiccionales por parte del juzgado número 6 de Sevilla". Y ha asegurado que "los motivos de carácter personal y familiar, que me van a permitir que me los reserve, han sido los más determinantes" a la hora de abandonar la Presidencia.

Eso sí, como consecuencia, el Comité Director del PSOE-A proclamará oficialmente este miércoles a la consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, como candidata a la Presidencia de la Junta de Andalucía en las próximas autonómicas, sin que se celebren finalmente primarias al haber sido la única aspirante que ha logrado reunir el número de avales necesarios. Para Griñán, Díaz ostenta una gran "experiencia y capacidad política e institucional".
Recordemos que Susana Díaz, desde su cargo como consejera de la Presidencia e Igualdad, afirmó que el Gobierno andaluz ha situado las políticas de Igualdad "en el corazón" de la Junta, porque es "fundamental" que la perspectiva de género esté integrada en todas las iniciativas públicas. Y se ha mostrado en varias ocasiones como una firme defensora del aborto, como cuando afirmó que la reforma del aborto que prepara el PP es "injustificable" y supone un "atentado" a los derechos de la mujer. Para Díaz, de llevarse a cabo esa reforma, se pondrá en peligro la salud de muchas embarazadas y la seguridad de los profesionales que las atienden.

Sin embargo, Díaz en ningún momento aludió a la seguridad de las personas en el seno de sus madres, con cuya vida se termina de los modos más violentos posibles cuando se les aborta, o sea, se les mata.

Andrés Velázquez
[email protected]