Las bolsas europeas andan de capa caída porque en Grecia han convocado elecciones y puede ganarlas Syriza, parecido a Podemos aunque menos ridículo y más peligroso.

Alemania ya se ha apresurado a ejercer su papel: amenazar.

Ahora bien, la primera en reaccionar ha  sido la bolsa, con las correspondientes caídas ante la 'incertidumbre' griega. Y esto es lo ridículo: Grecia supone el 2% del PIB europeo. Probablemente hay que animarles a hacer sus deberes pero lo cierto es que,  aunque Grecia se precipitara al abismo, Europa tampoco sufriría tanto.

Hispanidad

[email protected]