El ministro de trabajo defiende la reforma laboral: adaptación de horarios, reducción de jornada y descuelgue salarial

 

La propuesta de la CEOE para rebajar el coste del despido improcedente no ha calado en el PP ni en el PSOE. Si González Pons aseguró que nunca adoptarán una medida semejante, Valeriano Gómez argumentaba este viernes que las crisis no son buenos tiempos para reducir el coste del despido.

El ministro de Trabajo reitera las opciones que figuran en la reforma laboral: adaptar horarios, reducir jornadas y a través del descuelgue salarial, pero no contempla hacer un despido más barato.

Gómez defendió que la reforma laboral hace más fácil despedir cuando haya causa, pero en ningún caso cree que haya que facilitar el despido sin motivos. Una fórmula dudosa si se mira a Estados Unidos, donde despedir de un día para otro es fácil, pero también es más sencillo encontrar trabajo de un día para otro. Por cierto, en Estados Unidos los salarios son más altos, un factor que ayuda a activar el consumo y que en España no se ha tenido en cuenta.

Rodrigo Martín

[email protected]