- Sobre las preferentes: "En el caso de Bankia, los preferentistas van a recibir acciones, que son totalmente líquidas y de un banco extraordinariamente saneado"
- El número de personas despedidas de Bankia "será significativamente inferior a 6.000", afirma el presidente de Bankia
- Asegura que "nosotros hemos hecho más de 4.400 daciones en pago en el último año y medio"
- "La solvencia la entidad es absoluta y desde ese punto de vista, nuestros depositantes pueden estar tremendamente tranquilos", añade
- "Las responsabilidades por la mala gestión de Bankia "están perfectamente depuradas"
- Rafael Sánchez-Lozano asegura que la supresión de 4.500 puestos de trabajo en Iberia es "negociable"
- José María Brunet (tertuliano RNE): "Lo que más me gustaría es que Iberia pudiera conservar su papel de enlace" con Hispanoamérica
- Manuel Marín (tertuliano RNE) desea "que Iberia, como una de las banderas de la marca España internacionalmente, no quede plenamente subordinada a todos los intereses o estrategias de British"
- Javier García Vila (tertuliano RNE): "Iberia lo tiene muy claro, ahora son los sindicatos los que tienen que negociar"
- Jaime González (tertuliano COPE), sobre los 37.000 millones de ayuda pública a la banca nacionalizada: "Al final siempre pagamos los mismos, la gente inocente"
- Esther Palomera (tertuliana COPE): "Siempre pagamos al final los mismos las consecuencias de la contaminación de la política"
En la SER, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha explicado que BFA-Bankia recibirá, a través de una ampliación de capital que suscribirá el FROB en su totalidad, 17.959 millones de euros de Bruselas, que sumado al apoyo estatal, eleva el rescate a 36.000 millones, el mayor de la historia financiera española. A cambio de la ayuda, la UE exige una reducción de su red del 40%, abandonar casi por completo el negocio del ladrillo y vender el grueso de su cartera de participaciones industriales, con desinversiones que alcancen los 50.000 millones de euros: "En Bankia necesitamos ser más eficientes y para eso necesitábamos redimensionar Bankia, y dentro de nuestr plan original teníamos una reducción importante del número de oficinas. Es cierto que Bruselas nos ha obligado a ir un poco más allá, nos ha obligado a cerrar algunas oficinas más de las que nosotros teníamos previsto y en consecuencia a reducir la plantilla en un nivel superior al que teníamos previsto".

Y ha añadido: "El plan que tenemos ahora es viable, tiene futuro. Olvidémonos del pasado, tenemos que pensar en el futuro y este es el plan que estamos comprometidos para sacar adelante". Preguntado que si no es el plan que él hubiera hecho, probablemente, ha respondido: "Me entiende perfectamente".

Sobre los 6.000 trabajadores que tienen que abandonar la entidad, ha afirmado: "Yo no lo relacionaría las 6.000 personas con 6.000 personas en ERE. Cuando hablamos de que la plantilla se tiene que reducir en 6.000 personas no estamos hablando de 6.000 despidos". "Porque hay otras alternativas: se están considerando personas que están trabajando en filiales nuestras que serán vendidas", "algunas en España y otras fuera. Por ejemplo, tenemos un banco en Florida donde trabajan 600 personas que lo tenemos en venta. Esas 600 computan dentro de las 6.000. En segundo lugar, además de la venta de filiales estamos intentando es buscar fórmulas con nuestros proveedores más importantes (IBM, Accenture) para que parte de nuestra gente vaya a trabajar con ellos en un contrato de outsorcing. En todo caso, es muy importante destacar que aseguramos empleo a 14.500 personas". No obstante, algunos sí tendrán que ser despedidos: "El número será significativamente inferior a 6.000".

En cuanto a la fórmula que se utilizará para el despido -20 días o más-, ha señalado: "Nosotros tenemos un plan complejo y ene se plan necesitamos el consenso de todos". "Lo que queremos es llegar a fórmulas de acuerdo con los sindicatos y no partimos de una posición apriorística: queremos negociar y consensuar y llegar a una salida en la que todos nos encontremos cómodos". Es decir, "lo más importante para Bankia son las personas y estamos abiertos a fórmulas siempre y cuando nos movamos en límites que son muy claros para todos".

Preguntado por el hecho de que los propietarios de preferentes vayan a sufrir una quita en sus ahorros (40%), ha dicho: "Los descuentos que se consideran en las preferentes y en las subordinadas son los que nos impone el plan de reestructuración de Bruselas. Este tiene dos partes:  la parte buena, que sanea nuestra entidad; pero por otro lado la mala de que nos exige algunos sacrificios y entre ellos los sacrificios a los preferentistas. La alternativa es no tener capital y si no entra capital los preferentistas no cobrarían nada". Es decir, "el plan de reestructuración exige sacrificios pero la alternativa es mucho peor". "En el caso de Bankia, los preferentistas van a recibir acciones, que son totalmente líquidas y de un banco extraordinariamente saneado". "En el equipo de Bankia tenemos el compromiso de que esas acciones vayan adquiriendo valor en el futuro". "Dicho eso: entiendo bien todos los problemas y sacrificios".

Goirigolzarri ha reconocido que "le preocupa" la situación de esos pequeños ahorradores. "Es más, ha sido una de las mayores preocupaciones desde que soy presidente de Bankia". "Nunca en mi vida profesional he estado tan pesado como defendiendo la situación de nuestros preferentistas, pero desafortunadamente es una decisión que no dependía de nosotros, sino de las autoridades europeas y no puedo sino decir que entiendo su disgusto".

Cuando se dice quién está pagando por la mala gestión en la entidad, ha afirmado que "hay responsabilidades y clara gente que está pagando por esto. Empecemos por los accionistas: en Bankia, los accionistas tienen el valor de sus acciones a cero. Por tanto, es indudable que esa responsabilidad está depurada en el valor de la acción. También en los accionistas más minoristas". "Por otro lado, el consejo que había antes de entrar yo no está, hemos renovado todo el consejo y hemos renovado la alta dirección. Desde el punto de vista de responsabilidades de gestión están perfectamente depuradas".

Acerca del momento concreto de Bankia y si va a ser solvente, ha asegurado que sí: "El plan de reestructuración que ayer aprobó la CE permite ampliar e inyectar capital en Bankia y sto hace que Bankia sea una entidad extraordinariamente solvente. Las pérdidas del pasado son cubiertas por la inyección de capital. Por tanto, la solvencia la entidad es absoluta. Y desde ese punto de vista, nuestros depositantes pueden estar tremendamente tranquilos. Por otro lado, el plan estratégico pretende que sea rentable: para tener beneficios y permitir que nuestros accionistas, en este caso los contribuyentes, se beneficien de estos beneficios, que generemos valor para poder recuperar las ayudas. La solvencia está conseguida, la rentabilidad es nuestro objetivo en los próximos meses".

Preguntado que cómo revertirán esos beneficios en las arcas públicas, ha dicho que "la forma puede ser doble: por un lado, en la medida en que tengamos beneficios y repartamos dividendos la hacienda española recibirá esos beneficios; y en segundo lugar, Bankia tendrá valor como cualquier sociedad que está cotizando en bolsa y ese es un valor que se puede transfomar en dinero vendiendo las acciones y revirtiendo a través de esa vía las ayudas que se han recibido". En cuanto a plazos en que eso puede ocurrir, ha señalado que según el plan de reestructuración de la CE, "podemos empezar a repartir dividendos en el año 2014, cuyo dividendo se paga en el año 2015".

En cuanto a si Bankia va a contribuir al fondo social de viviendas previsto por el Gobierno, ha dicho que "por supuesto que estamos dispuestos a colaborar". "Tenemos una cartera hipotecaria muy amplia y estamos trabajando en su readecuación desde hace mucho tiempo. En los últimos dos años hemos readecuado 88.000 hipotecas casi un 10% de la cartera. Eso quiere decir que hay 88.000 familias en estos momentos que tienen unas condiciones en sus hipotecas mejores que las que tenían, adecuadas a la situación que tienen, y son familias que están pagando de forma puntual". "Y además tenemos otras fórmulas y la del fondo social nos parece magnífica y po supuesto que vamos a contribuir".

Respecto a si Bankia tiene paralizados los desahucios, ha explicado que "para aquellas personas con situación social de vulnerabilidad". Y sobre si tiene sentido que haya ahora viviendas vacías que no se venden y familias sin casa, ha apuntado: "Este es un tema social muy dramático. Nosotros, tanto institucional como personalmente, lo sentimos de forma absoluta. Estamos trabajando en ello desde hace tiempo en Bankia. Ahora estamos desarrollando un protocolo porque muchos de los problemas que se plantean se podían prever con anticipación, y estamos desarrollando un protocolo precisamente para dar soluciones con anticipación a este tipo de problemática. Y le puedo asegurar que tenemos una absoluta sensibilidad social. Cuando se habla de daciones en pago, nosotros hemos hecho más de 4.400 en el último año y medio".

En cuanto a si las ayudas a la banca servirán por fin para que el crédito fluya, ha dicho: "Es una condición necesaria pero no suficiente. Además hemos de tener una situación desde el punto de vista macroeconómico que tiene que mejorar para que fluya el crédito. Y sobre todo necesitamos liquidez y todas las noticias sobre la caída de la prima de riesgo van en la buena dirección". "Me parece que la recapitalización del sistema financiero español es extraordinariamente importante".

Por último, se le ha preguntado por su respuesta al periodista alemán en la que le dijo que en proporción los bancos alemanes han obtenido más ayuda pública en su país: "Correcto. Eso es así. Lo que nos ocurre con las ayudas a la banca española es que lo hemos hecho con mucho retraso". "Hace  4 años en Europa nadie se sorprendía por las ayudas y el volumen de las ayudas. Lo que pasa es que entonces nosotros no las pedimos, las estamos pidiendo ahora y eso sorprende porque ya el resto del mundo está de salida de la fiesta y nosotros estamos entrando en ella".

Rafael Sánchez-Lozano asegura que la supresión de 4.500 puestos de trabajo en Iberia es "negociable"

En RNE, el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, ha explicado que las negociaciones que está llevando acabo la compañía con los sindicatos, que se rebelan contra la gestión: "La compañía irá a la negociación con la actitud de ser responsable e intentar solucionar un problema muy grave que tiene la compañía, que necesita mejorar sus resultados en 600 millones de euros para poder seguir siendo viable y tener acceso a financiación y a renovación de flota. Y es lo que le hemos dicho a los sindicatos: tenemos que solucionar ese problema, hemos puesto una propuesta concreta encima de la mesa y estamos dispuestos a escuchar cualquier otra alternativa que nos quieran hacer".

Sánchez-Lozano ha asegurado que si no se llega al ajuste de 600 millones de euros, la compañía tiene difícil ser viable a futuro". Acerca de la supresión de 4.500 puestos de trabajo, el consejero delegado dice que es "negociable". "Si encontramos una fórmula para reducir esa situación, mejor porque 4.500 personas sin trabajo es un drama para cada una de ellas. Cada una es una hipoteca, un colegio que pagar, es algo que no nos gusta. Pero lo que tenemos es la responsabilidad de darle una solución a Iberia, entre otras cosas porque hay otros 15.500 puestos de trabajo detrás que queremos salvar".

Acerca de la convocatoria de huelga prevista por los sindicatos en fechas navideñas (14 y 21 de diciembre), Sánchez-Lozano dice que "formalmente" no han recibido aún ninguna convocatoria de huelga. "Mi opinión personal es que la huelga sería especialmente inoportuna, porque la situación del país y las fechas elegidas próximas a las Navidades lo hacen especialmente inconveniente para todos los pasajeros y por otro lado es injustificada cuando la compañía está planteando que está dispuesta a negociar cualquier aspecto del plan. Me parecería incomprensible que se convocara esa huelga".  

Sobre la crítica sindical por la supresión de algunos vuelos a Hispanoamérica, ha afirmado: "En este momento, la compañía tiene previsto anunciar próximamente cuál es su plan comercial para el verano que viene. Ese plan comercial incluirá reducciones de rutas, y aumentos de frecuencias en otras". "Todos los años -y esto se hace dos veces al año- anunciamos recortes de rutas y aumento de frecuencia en otras para adaptarnos a la demanda. Los últimos 4 años hemos abierto 26 rutas y hemos cerrado 23. Eso es lo normal". "Con los sindicatos podemos discutir cuál es la capacidad o los recortes de actividad que tiene que tener la compañía pero lo que no podemos discutir es si volamos a este sitio o no o en qué horario lo hacemos o qué día nos conviene volar, porque eso es una decisión de la dirección de la compañía que es la responsable de la cuenta de resultados de la compañía".

Preguntado por las críticas de quienes aseguran que en la fusión con British, Iberia se llevó la peor parte, ha explicado: "Estoy en desacuerdo. En la fusión lo que hicimos fue tanto Iberia como British fue crear un holding que es el dueño de las dos compañías y quien rige nuestros destinos -por cierto, es una compañía de derecho español con sede en Madrid cuyo consejo de administración y juntas generales se reúnen en Madrid-".

José María Brunet (tertuliano RNE): "Lo que más me gustaría es Iberia que pudiera conservar su papel de enlace" con Hispanoamérica

En RNE, los tertulianos analizaban la situación de Iberia. José María Brunet comentaba que "Iberia ha dejado de ser ya parte del patrimonio nacional, ya no van quedando compañías de bandera, como antes las llamábamos, son empresas privadas y hay que pedirles que tratan de mantener alguna fidelidad a sus orígenes aunque ya su presencia haya cambiado. Respeto de Iberia, lo que más me gustaría es que pudiera conservar su papel de enlace" con Hispanoamérica, "ahora que ha habido esa cumbre de Cádiz España tiene que seguir siendo muy líder en lo que pueda y aprovechando las oportunidades que se abren para nuestro país. Antes les hablábamos" a los hispanoamericanos de que "se vinieran a Europa con el puente de España y ahora somos nosotros los que tenemos que agradecer en cierta medida las oportunidades que se nos puedan abrir allí".

Manuel Marín (tertuliano RNE): "Que Iberia, como una de las banderas de la marca España internacionalmente, no quede plenamente subordinada a todos los intereses o estrategias de British"

Manuel Marín, también en RNE, señalaba que "hemos llegado a un punto en que la supervivencia de muchas empresas, incluso de multinacionales, depende de ese tipo de negociaciones y adaptación a la nueva situación económica y que es dramática". "Iberia esta en una situación extremadamente compleja, está abocada a ese durísimo ajuste para poder garantizar no solo la supervivencia sino la propia viabilidad de futuro y lo que es deseable es que la negociación prospere, que haya acuerdos y que Iberia, como una de las banderas de la marca España internacionalmente, no quede plenamente subordinada a todos los intereses o estrategias de British. En esa negociación tiene que haber un componente que le permita mantener esa guía en la estrategia corporativa, es decir, que no sea una subordinación a los intereses de British sino que conserve una cierta capacidad propia".

Javier García Vila (tertuliano RNE): "Iberia lo tiene muy claro, ahora son los sindicatos los que tienen que negociar"

Javier García Vila en la misma emisora explicaba que "la compañía lo tiene muy claro, ahora son los sindicatos los que tienen que negociar. La reestructuración de la compañía es imprescindible, porque si no no es viable". "Lo que deseo es que haya una negociación seria y se pueda llegar a acuerdos, él lo ha dicho claro, no tienen por qué ser 4.500 personas. Ellos tienen muy claro que haber una reestructuración de rutas, de personal y tiene que haber un aumento de productividad. Esos tres elementos pueden variar en la negociación. Apelo a la responsabilidad de todos y en este caso de los sindicatos".

Jaime González (tertuliano COPE), sobre los 37.000 millones de ayuda pública a la banca nacionalizada: "Al final siempre pagamos los mismos, la gente inocente"

En la COPE, los tertulianos analizaban que la Comisión Europea aprobó ayer ayudas públicas de 37.000 millones de euros para las cuatro entidades financieras nacionalizadas: BFA-Bankia, Novagalicia, Catalunya Banc y Banco de Valencia, recién adquirido por Caixabank; junto a las comparecencias de Blesa y Hernández Moltó en el Congreso de los Diputados. Jaime González comentaba que "esto que estamos haciendo en España se hizo en el resto de Europa hace 4 años, se hizo de una manera más ordenada. Y en Alemania, la cifra de dinero que inyectaron al sistema financiero alemán fue superior al dinero que nos van a inyectar a nosotros. En aquellos momentos, el presidente Zapatero decía que no hacía ninguna falta que nos inyectaran dinero porque nuestro sistema financiero tenía una musculatura sin precedentes en el mundo. Si se hubieran hecho las cosas a su debido tiempo los destrozos no hubieran sido de tales proporciones. Llegados a este punto, no había otra. Es fundamental mantener vivo el sistema financiero. Pero al final siempre pagamos los mismos, la gente inocente". "Esto es un problema de modelo financiero concreto de las cajas de ahorros que era una retroalimentación de intereses entre la clase política y el capital simplemente para favorecer a los amiguetes de turno".

Esther Palomera (tertuliana COPE): "Siempre pagamos al final los mismos las consecuencias de la contaminación de la política"

La también tertuliana de la COPE Esther Palomera afirmaba que "siempre pagamos al final los mismos las consecuencias de la contaminación de la política. La nefasta gestión de los últimos 30 años de las cajas de ahorros tiene que ver con una gestión nada profesional de las cajas de ahorro, con los favores pagados y los proyectos políticos financiados por unas cajas de ahorros y por unos gestores que han llevado a la ruina a este país". "El esperpento al que asistimos en el Congreso es consecuencia de la falta de una comisión de investigación que se negaron los partidos a constituir en el Parlamento". "Me parece de justicia distinguir entre las cajas y los grandes bancos de este país que han pasado pruebas de resistencia muy importantes que no hubieran pasado ningún otro bando en Europa".  

José Ángel Gutiérrez
[email protected]