• Las negociaciones de Bankia con los sindicatos están siendo durísimas.
  • UGT no descarta la convocatoria de una huelga en el sector.
  • Reconversión bancaria: se estima que se pueden perder 25.000 puestos de trabajo más hasta el 2015.
  • En total, 55.000 empleos perdidos desde el inicio de la crisis hasta esa fecha: 40.000 entre todas las cajas y 15.000 en banca tradicional.
  • Según datos sindicales ya se han perdido unos 30.000 desde el inicio de la crisis.
  • En 2007 había 260.000 trabajadores, ahora sólo quedan unos 220.000.
  • Y hay que esperar al censo de empleados bancarios que se publicará en febrero.
  • La fusión Santander-Banesto se ha saldado con 3.000 personas a la calle, aunque UGT valora positivamente el acuerdo.
  • La reconversión del Banco de Valencia pondrá a 850 personas en la calle.
  • Y falta por ver lo que ocurrirá con Catalunya Banc.

Las conversaciones entre la dirección de Bankia y los sindicatos para llegar a un acuerdo están siendo durísimas. De momento, José Ignacio Goirigolzarri (en la imagen) quiere acogerse a la reforma laboral 'con una propinilla' y no se apea de su intención de echar a la calle a 5.900 empleados con 22 días de indemnización, lo que, según fuentes sindicales, es absolutamente inaceptable.

Sebastián Moreno, responsable de Banca de UGT, afirma que "Bankia debería tomar nota del proceso que se va a adoptar con el Banco de Santander donde, aunque se puedan llegar a perder 3.000 puestos de trabajo, se va a intentar que las bajas no sean traumáticas, sino de carácter voluntario o vegetativo y durante tres años".

Lo de las bajas voluntarias es muy discutible. Fuentes sindicales minoritarias señalan, por ejemplo, que en Unnim, pese a que los acuerdos han sido dados por buenos por los sindicatos que lo pactaron, algunos empleados han recibido fuertes presiones para pedir la excedencia o las bajas incentivadas.

El sector financiero se enfrenta a una reconversión salvaje. Según estimaciones del sector, hasta 25.000 puestos de trabajo se podrían llegar a perder hasta el año 2015. Ello haría un total de 55.000 empleos menos, 40.000 en todas las cajas y 15.000 en banca tradicional.

De los 260.000  trabajadores de banca que estaban censados en el ejercicio 2007/2008 -antes de que estallara la burbuja inmobiliaria- hasta ahora se han perdido 35.000 puestos de trabajo, según fuentes de CCOO, y "falta por ver -señala Luis Jiménez, secretario del Sector Financiero del sindicato en Cataluña-, lo que arroje el censo de 2012 que no saldrá a la luz hasta febrero". Actualmente la cifra, dice, está en 220.000 empleados. 

A todo esto, Novagalicia Banco ha rebajado la cifra de expediente del cuarto ERE a 2.250, pero en opinión de los sindicatos, siguen siendo muchos y han iniciado fuertes movilizaciones. Banco Mare Nostrum puede echar a la calle a 850; Caja 3 a 592, suma y sigue…

Corren malos tiempos para los empleados de la banca, y la patronal, señala Sebatián Moreno, "parece dispuesta a tolerar estas salvajadas... El Banco de España, al que pertenece el FROB, que está dirigiendo la reconversión, debería replantearse muchas cosas. Estamos dispuestos a llegar a una huelga en el sector si es necesario. No puede ser un convidado de piedra ante las reivindicaciones de los trabajadores".

En cuanto a Catalunya Banc, mientras algunas fuentes sindicales barajan que se llevarán a cabo unos 2.000 despidos, desde CCOO de Catalunya -una autonomía donde se han perdido 4.500 puestos de trabajo desde el inicio de la crisis- se muestran moderadamente optimistas. Como señala Jiménez, "todo depende del banco que la compre. Hace unos días hubo una junta de directivos y las conclusiones sobre la situación del banco no eran malas". Jiménez también valora el acuerdo que se ha firmado con el Banco de Valencia, por el que irán a la calle 890 personas como máximo: "Hay que rebajarlo. Bruselas da 3 años de plazo para sanearlo. Lo más importante es que las bajas que se produzcan sean vegetativas o voluntarias".

Sara Olivo
[email protected]