• El consejero delegado ha anunciado ajustes en la plantilla hasta 2015, aunque espera que no sean "traumáticos".
  • Y es que el negocio en España no marcha: ha bajado la demanda y las últimas medidas del Gobierno han disminuido los márgenes.
  • Villaseca ha cifrado en 340 millones de euros el impacto de las medidas fiscales del Gobierno.
  • De hecho, ha anunciado que los nuevos impuestos a la electricidad se trasladarán al precio final, aunque no ha precisado cuándo.

Para que se entienda: los dos accionistas de referencia de Gas Natural Fenosa son Caixa Holding (35,27%) y Repsol (30,01%). Existe un acuerdo entre ambos por el que Caixa Holding nombra al presidente y Repsol al consejero delegado. El caso es que, tras la expropiación de YPF, GNF mantuvo su negocio de suministro de gas en Argentina, a pesar de lo cual, "las relaciones con la petrolera son de absoluta normalidad", según Rafael Villaseca (en la imagen).

De hecho, en la rueda de prensa de presentación de resultados, el consejero delegado ha manifestado no tener información acerca de una posible ruptura de ese pacto entre Caixa y Repsol.

Villaseca sí ha anunciado que en el próximo plan estratégico 2013-2015, que presentará en el segundo trimestre de este año, se incluirán medidas de ajuste de plantilla. Sin embargo, el Ceo confía en que estas medidas no sean "traumáticas". "El proceso se acometerá de la mejor manera para evitar situaciones dramáticas", ha asegurado.

La cuestión es que el negocio en España no marcha. Por si la bajada de la demanda no fuera suficiente, las medidas del Gobierno en materia energética han disminuido los márgenes de las compañías en general, y los de GNF en particular. Villaseca ha cifrado el impacto de estas medidas en 340 millones de euros. Y como era de esperar, las inversiones en nuestro país disminuirán en 2013.

Por cierto, durante el encuentro con analistas, este mismo martes, el consejero delegado ha afirmado que espera que el Gobierno saque adelante la reforma definitiva del sector durante este año 2013.

En cualquier caso, Villaseca ha señalado que los nuevos impuestos a la electricidad se trasladarán, tarde o temprano, al consumidor, aunque la actual situación comercial y el tipo de mercado intervenido del sistema español dificultan, de momento, esa traslación al precio final.

Pablo Ferrer

[email protected]