Comparen las declaraciones oficiales de Moncloa tras la conversación entre Rajoy y Durao Barroso (en la imagen), con esta lacónica pero ilustrativa nota de la Comunidad Europea.

Según Moncloa, Bruselas nos había dado la razón: inspectores comunitarios analizarían el lanzamiento de bloques de hormigón en la Bahía y el contrabando y otras irregularidades fiscales, así como el apoderamiento de la Bahía por parte de los llanitos.

Sin embargo, la portavocía oficial de la Comisión Europea es mucho más neutral, por no decir probritánica. Bruselas investigará los retrasos en la entrada del peñón -lo que le interesa a Reino Unido- y reduce la investigación sobre el repugnante paraíso fiscal en que Londres ha convertido Gibraltar en un informe sobre "los movimientos de personas y bienes en la frontera".

¡Vaya árbitro que nos hemos buscado! Mariano, cierra la verja y proporciona empleo -sí, empleo de la nada, si es necesario- a los españoles que trabajan en la Roca.

Eulogio López

[email protected]