La compañía no teme por su negocio en Argentina, pero se muestra preocupada por el problema de las tarifas que existe en el país

La empresa presidida por Salvador Gabarró ha dado a conocer sus resultados del primer trimestre de este año, en el que ha obtenido un beneficio neto de 407 millones de euros, un 5,2% más que en el mismo periodo de 2011.

El Ebitda creció un 0,3%, hasta alcanzar los 1.300 millones de euros, a pesar del impacto negativo del real decreto ley en el que se recortan costes del sistema eléctrico. Por su parte, el importe neto de la cifra de negocios llegó hasta los 6.489 millones de euros, un 21,1% más que en el primer trimestre del año pasado.

Según la energética, estos resultados se han dado gracias, sobre todo, a las actividades internacionales, que han aportado el 42% del Ebitda. En el primer trimestre de 2011 aportaron el 31%.

En cuanto a la situación de la compañía en Argentina, el consejero delegado, Rafael Villaseca, ha manifestado que no cree que vaya a ser expropiada. Sin embargo, el directivo sí se ha mostrado preocupado por el problema de las tarifas en el país austral, que permanecen congeladas sin que las empresas reciban compensación alguna.

Andrés Velázquez

[email protected]