Un problema: el ex presidente sirve para templar gaitas con Rabat, no con Argel

 

El ex presidente del Gobierno español, el socialista Felipe González, ha sido contratado por Gas Natural como consejero independiente, aunque  algunas fuentes aseguran que cobrará algo más que un consejero independiente: 126.500 euros.

Su principal cometido será hacer valer sus buenos oficios con gobiernos extranjeros en Iberoamérica y en el Magreb. Gas Natural tiene problemas de regulación con el gobierno colombiano y, en general, como todas las energéticas, con todos los gobiernos de la zona. En Hispanoamérica, los contactos de González son muchos.

Más llama la atención que se le utilice en Argelia. Como se sabe, las relaciones de González son con el Gobierno de Rabat, no con su enemigo, el Ejecutivo de Argel. En cualquier caso, ahora habrá que ver si es un buen conseguidor.

Miriam Prat

[email protected]