El exmagistrado, inhabilitado por prevaricación, confía en que el TC declare la ley del PP inconstitucional

El exjuez Baltasar Garzón, condenado a 11 años de inhabilitación por prevaricación en las escuchas del 'caso Gurtel', no pierde la oportunidad de ser protagonista. En esta ocasión con motivo de la aprobación de la ley que limita la justicia universal, impulsada por el Gobierno de Rajoy y apoyada por el Partido Popular (PP).

Garzón considera que esta ley "quebranta convenios" internacionales firmados por España, por lo que nuestro país puede ser sancionado. Para él es una de las mayores agresiones a las víctimas y recalca que "la agresión es de carácter planetario".

El exjuez de la Audiencia Nacional (AN) ha intervenido en un seminario, organizado por Izquierda Plural en el Congreso, donde ha mostrado su apoyo al juez de la AN Santiago Pedraz, quien, como les informamos en Hispanidad, se ha rebelado contra el Gobierno y se ha negado a archivar la causa sobre la muerte del cámara de Telecinco José Couso durante la guerra de Irak.

Además, Garzón ha animado al resto de jueces de los casos de justicia universal a seguir el ejemplo de Pedraz, pues tienen la obligación de no acatar las leyes inconstitucionales y esta, en su opinión, lo es "flagrantemente". Confía en que el Tribunal Constitucional (TC) declare dicha norma inconstitucional.

Desde el PP, las críticas no se han hecho esperar. Su vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, en una entrevista en la COPE, ha criticado el "perfil ideológico" de la judicatura. Además, considera "fuera de lugar" la actuación de Pedraz y le recuerda que está obligado a aplicar la ley.

Cristina Martín

[email protected]