De siete magistrados sólo José Manuel Maza ha votado en contra

 

En el citado caso se le acusaba de prevaricación por investigar los crímenes y desapariciones del franquismo. Como se recordará, Garzón, en su defensa, apeló a la jurisprudencia del caso Botin, donde se semiliquidó la figura de la acusación particular. También afirmó que actuó de buena fe y señaló que hizo lo que creía que tenía que hacer "por encima de ideologías… ha habido cientos y cientos de miles de víctimas que no habían sido atendidas en sus derechos y que ejercitaron su acción penal. El juez tiene la obligación de tratar de investigar esos hechos y de dar protección".

En el caso de la 'Memoria Histórica', también conocido como el de los crímenes del franquismo, han sido los Colectivos Manos Limpias y la Organización Libertad e identidad los que han ejercido la acusación particular.

El voto particular lo ha emitido el magistrado José Manuel Maza, y el tribunal lo presidía Carlos Granados. El ponente ha sido el juez Andrés Martínez Arrieta. El resto de los magistrados, responsables de la absolución, han sido Perfecto Andrés Ibáñez, Julián Sánchez Melgar, José Ramón Soriano, y Miguel Colmenero. Precisamente este último magistrado fue quien redactó la sentencia del caso Gürtel, por el que Garzón fue inhabilitado.

El sindicato Manos Limpias y la asociación Libertad e Identidad, solicitaban para el magistrado la máxima pena por prevaricación: una inhabilitación de 20 años y que fuera multado. Se le acusaba de haber vulnerado la Ley de Amnistía de 1977 al abrir una causa contra el franquismo. El abogado de Manos Limpias calificó los argumentos de la defensa y de Garzón como irracionales, y argumentó que con ellos en la mano se podría abrir una causa por los fusilamientos del 2 de mayo. También señaló la parcialidad del magistrado, que había rechazado investigar los fusilamientos de Paracuellos cuando argumentó que que ello quebrantaría "absolutamente" el principio de irretroactividad de las normas penales desfavorables dado que el delito denunciado, genocidio, no estaba tipificado en el Código Penal español cuando se perpetraron esos crímenes. Los argumentos de la acusación no han sido valorados por el Tribunal Supremo.

Baltasar Garzón, inhabilitado como juez ha manifestado recientemente que piensa seguir vinculado a la Justicia. De hecho, trabaja para varios organismos internacionales.

Sara Olivo
[email protected]