• Asegura que los nuevos 1.500 MW de termosolar que entrarán en el sistema supondrán un déficit de tarifa, vía subvenciones, de 20.000 millones de euros.
  • Ahora mismo, la que se lleva la mayoría de las primas es la solar, pero dentro de poco será superada por la termosolar.
  • Por su parte, el embajador de EEUU, Alan Solomont, visita con asiduidad la Oficina Económica de Moncloa dirigida por Álvaro Nadal, hermano del secretario de Estado de Energía.

A día de hoy, la energía fotovoltaica es la más beneficiada por las primas, pero pronto tendrá sustituta: la termosolar. Mientras en la solar la inversión está muy repartida -hay incluso muchos pequeños empresarios entre ellos- en la termosolar la cosa cambia, sobre todo porque requiere grandes sumas de dinero. Las tres grandes empresas que han metido dinero en esta energía verde son la triple A, es decir, Abengoa, Acciona y ACS.

Pues bien, este miércoles, Antonio Garamendi, presidente de la Comisión de Energía de la CEOE (en la imagen), ha alertado sobre el impacto que tendrán en un futuro próximo las subvenciones a la energía termosolar. Concretamente, los próximos 1.500 MW que entrarán en el sistema supondrán unos 20.000 millones de euros de subvenciones en los próximos años.

Hasta el momento, el Gobierno no se ha atrevido a cortar las primas a las renovables. Es más, el ministro Soria afirmó en diciembre que no contemplaba la posibilidad de reducir las subvenciones a la termosolar.

Presiones no le faltan. Si las de la Triple A son fuertes -Entrecanales (Acciona) ya ha amenazado con llevar al Ejecutivo ante los tribunales y a no hacer más inversiones en España-, las que ejerce el embajador de EEUU no se quedan atrás. Y es que Alan Solomont sigue defendiendo a capa y espada los intereses de los fondos de inversión norteamericanos que han metido grandes cantidades de dinero en este sector bajo el amparo o con la garantía del Estado español. Además, Solomont visita con bastante frecuencia al director de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, hermano de Alberto, secretario de Estado de Energía.

Pablo Ferrer

[email protected]