Las españolas Blanca Thiebaut y Montserrat Serra permanecen secuestradas desde hace tres meses

 

Piratas diversos, así como terroristas de diversa índole -incluidos los fanáticos yihadistas-, vienen realizando desde hace tiempo secuestros de extranjeros. Muchas veces se trata de periodistas o cooperantes de organizaciones humanitarias. La mayoría de las veces exigen dinero a cambio de la libertad de sus prisioneros. O canjes por otros terroristas.

Uno de los países más conflictivos en ese sentido es Somalia. Allí, desde hacía tres meses permanecían secuestrados -entre otros- dos cooperantes de la ONG Ayuda Danesa a los Refugiados (DHF): el danés Poul Hagen Thisted, de 60 años, y la estadounidense Jessica Buchanan, de 32. Ambos fueron secuestrados el pasado 25 de octubre en la localidad de Galkayo, al norte de Somalia, y trabajaban para una sección de esa ONG dedicada a la desactivación de minas.

Pues bien: según cuenta Atenea Digital este miércoles las fuerzas especiales estadounidenses les liberaron y ahora se encuentran "ilesos y en un lugar seguro", de camino a reunirse de nuevo con sus familias, según señaló el comunicado de DFH, que no ha facilitado más información sobre la acción.

Nueve de los secuestradores murieron en el enfrentamiento, mientras que, según el jefe del Pentágono, Leon Panetta, no hubo bajas entre los soldados estadounidenses. "Este rescate exitoso, emprendido en un contexto hostil, demuestra las destrezas excelentes de los soldados que arriesgaron sus vidas para salvar a otros", añadió Panetta. El jefe del Pentágono subrayó que "esta misión demuestra nuestro compromiso militar con la seguridad de nuestros conciudadanos donde quiera que estén alrededor del mundo" señaló que Buchanan y Thisted "fueron transportados a un sitio seguro" para evaluar su salud.

Todos recordamos el ridículo del Gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero con el barco español Alakrana, secuestrado por piratas somalíes, que fue liberado el 17 de noviembre de 2009, tras 47 días de secuestro, tras el pago de un rescate de 2,68 millones de euros. También fueron liberados, en agosto de 2010, tras haber pagado un rescate de 3 a 10 millones de euros y tras el canje a Mali de Omar Saharaui los cooperantes españoles Roque Pasqual y Albert Vilalta, que habían sido secuestrados por Al Qaeda en el Magreb Islámico. 

Evidentemente, nos alegramos de que todos ellos, los del barco Alakrana y los cooperantes Pascual y Vilalta estén en sus casas sanos y salvos. Pero, a la hora de conseguir el mismo objetivo -su liberación-, se ve la diferencia con EEUU, ¿verdad?

El pasado 13 de octubre de 2011 fueron apresadas en el campo de refugiados de Ifo, en Dadaab (Kenia), a unos 100 kilómetros de la frontera con Somalia, las cooperantes españolas de Médicos sin Fronteras (MSF) Blanca Thiebaut, madrileña de 30 años, y Montserrat Serra, catalana de 40. Actualmente se especula con que puedan haberlas trasladado a Somalia.

¿Por qué no pueden ir las fuerzas especiales del Ejército español y hacer lo mismo que han hecho las estadounidenses, es decir, liberar a las dos españolas secuestradas en Somalia? Nuestras fuerzas armadas están igual de capacitadas que las de EEUU para ese tipo de operaciones, y eso lo sabemos todos.

Todo depende de la voluntad del Gobierno de Mariano Rajoy, que esperemos que no haga el ridículo que hizo el de Zapatero. Porque con su política buenista, ZP consiguió que secuestrar españoles se convirtiese en un chollo. "¡Total, siempre pagan!", dirían los secuestradores.

Y la culpa de las muertes que se puedan producir en operaciones militares de ese tipo es de los piratas y terroristas, no del Gobierno que decide salvarlos por la vía militar. Y si no, ¿se acuerdan del secuestro de Miguel Ángel Blanco? El Gobierno Aznar no cedió al chantaje. Hoy, por culpa de los asesinos de ETA, lamentablemente Miguel Ángel no está entre nosotros. Pero ningún Gobierno puede ceder a un chantaje terrorista o pirata. Lo mataron los terroristas, no el Gobierno Aznar.

Los piratas y terroristas sólo entienden un lenguaje, el suyo. Y esta no es una postura belicista, fanática o carpetovetónica, es justicia, defensa propia y sentido común. El que tiene EEUU para estas cosas. Ya verán como la próxima vez los piratas se lo piensan mejor a la hora de secuestrar a norteamericanos. Y ojalá también a españoles. Todo depende del Gobierno de Mariano Rajoy...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]